10.9 C
Puebla
martes, enero 11, 2022
spot_img

Cercan a René Sánchez y a empleada ante denuncia de acoso

Más leídas

Los problemas para René Sánchez Galindo se acumulan. El juez de Oralidad y Justicia Penal Región Centro dio trámite a la denuncia presentada por Yasmín Flores Hernández ante la Fiscalía Especializada en Violencia Familiar y Violencia de Género en contra del exsecretario de Gobernación municipal y su subordinada María del Carmen Rodríguez Daruich.

El primer paso de las autoridades judiciales fue el oficio para fijar el 25 de febrero próximo la audiencia para la vinculación a proceso de Rodríguez Daurich por el delito de amenazas y que forma parte de la carpeta de investigación tras la denuncia de la exconsejera jurídica del gobierno de Claudia Rivera Vivanco.

Dicha audiencia resulta clave en el proceso que sigue la exfuncionaria defenestrada ya que María del Carmen Daruich es señalada como la responsable del acoso que sufrió a manos de la gestión riverista. Si en su comparecencia reconoce que su autoridad jerárquica era René Sánchez Galindo habrá elementos suficientes para proceder en su contra.

Esta situación, explicó Yasmín Flores, llevó al exsecretario de Gobernación a convertirse prácticamente en el abogado de Daruich, a quien está asesorando jurídicamente para evitar que sea procesado.

Sánchez Galindo no sólo lleva la defensa de Rodríguez Daruich ante la Fiscalía, sino también ha sido su asesor y abogado ante el Tribunal Electoral del Estado de Puebla y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), instancias ante las cuales buscan frenar la investigación en su contra por violencia de género.

“Hasta el momento estamos a la espera de que la señora Rodríguez Daruich dé la constatación porque al parecer se le había mandado algún requerimiento por parte de la autoridad y no ha alegado nada, no tenemos conocimiento de que haya alegado nada en su defensa, tenemos que esperar a que ella declare para saber el destino de René (Sánchez), por eso también él es su abogado, quien está abogando por ella es él. Imagínate cuál es el vínculo, aparte del sentimental, supongo que debe ser de bastante complicidad como para que tenga miedo y la esté defendiendo él mismo”, indicó.

La denunciante acusó que tanto el Instituto Electoral del Estado (IEE) como el TEEP han retrasado el proceso en contra del exsecretario municipal por más de un año.

EL HOSTIGAMIENTO DEL GOBIERNO FEMINISTA

Fueron los dos meses más largos en la vida de Yasmin Flores dentro de un gobierno que se autodenominaba feminista. La alcaldesa de Puebla, enemistada con el gobierno del estado, emprendió la defensa mediática y jurídica en marzo de 2020 para evitar que la administración estatal asumiera el control de la seguridad pública del municipio.

En ese momento, Claudia Rivera solicitó a Yasmín Flores, entonces consejera jurídica, una ficha técnica para argumentar que el actuar del gobierno del estado era inconstitucional. La abogada, por el contrario, entregó un análisis que contradecía la petición porque resultaba infundada. Es acción provocó la ira de la alcaldesa.

Ante el actuar de la consejera jurídica, Claudia Rivera comenzó a hostigarla y amenazarla, además de que un vehículo oficial la seguía por todas partes. Después supo que la unidad estaba adscrita a la Secretaría de Gobernación, encabezada por René Sánchez Galindo, a través de la Dirección administrativa en la que despachaba Margarita del Carmen Rodríguez Daruich.

Las semanas pasaron y la alcaldesa destituyó a Yasmín Flores de la Consejería Jurídica bajo el argumento de “no tener la capacidad necesaria por ser mujer y necesitar el carácter de un hombre (para desempeñar esa función)”.

Su nuevo cargo fue la coordinación de Proyectos Estratégicos, aunque de forma irregular pues no se completó la entrega-recepción con Andrés García Viveros, el responsable de dicha área.

En su nueva encomienda, Yasmín Flores fue instruida para intervenir en conflicto que la Comuna sostenía con pobladores de las 17 juntas auxiliares a raíz del fiasco en los plebiscitos para la renovación de los ayuntamientos auxiliares.

A decir de la exfuncionaria, la encomienda tenía un fondo muy diferente: era enviarla “como carne de cañón” con 16 hombres y solamente una mujer que estaban molestos con la Secretaría de Gobernación municipal.

Pese a las adversidades, la ahora coordinadora logró un acuerdo con los inconformes y el conflicto se destrabó.

Sin embargo, ese fue el detonante para Sánchez Galindo iniciara una campaña en su contra, pues vio en el trabajo de Yasmin Flores una amenaza a su puesto en Gobernación y comenzó a divulgar la versión de que buscaba quitarle la titularidad del cargo.

“Se iban a parar afuera de mi oficina, si yo salía a cualquiera de las juntas auxiliares me seguían. Si llegaba a mi casa estaban afuera de mi casa; tengo tres hijos, dos mayores de edad y a una menor, y a ellos también los seguían en el mismo automóvil del Ayuntamiento”, relató Yasmín, quien refirió que a tal grado llegó el acoso que obtuvieron fotos de ella y su familia en días no laborales.

Al enfrentar a la alcaldesa de Puebla y hacer público el hostigamiento del vehículo oficial, la presidenta municipal intentó hacerla firmar un documento para aparentar que el carro que la siguió estaba a su resguardo, pero detectó la trampa y se negó a signar cualquier papel.

“Expresé que ese vehículo me había estado siguiendo y que si tenía algo que preguntarme la presidenta estaba en la disposición de contestarle. Ella siempre lo negó. La última vez que la vi me dio un empujón en frente de todos los secretarios en la Oficina de Presidencia, entonces, llegó a un punto en el que la agresión, aparte de verbal ya era física”.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img