13.9 C
Puebla
domingo, enero 29, 2023
spot_img

Cae uno de los principales generadores de violencia en el valle de Atlixco

Más leídas

Su historial delictivo comenzó como el de muchos: un perfil bajo, pequeñas actividades de narcomenudeo y con un reducido grupo de colaboradores a fin de evitar la lupa de las autoridades en el estado. Su nombre es Arquímedes N. y hasta hace unos días era considerado por la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP) como uno de los principales generadores de violencia en el municipio de Atlixco y en el norte de la entidad.

Sus actividades ilícitas se vinieron abajo luego de que la SSP le tiró el guante en recientes días. Su captura ocurrió con todas las pruebas que lo incriminan: 20 bolsas y un cigarro con marihuana, 31 bolsas de cristal, así como un arma de fuego calibre .9 milímetros.

Con Arquímedes N., también conocido como El Apá o El Acapulco, cayó su mano derecha, Neylimar P., mientras ambos circulaban a bordo de un vehículo Seat Cupra en la colonia Reserva Territorial Atlixcáyotl.

Pero la importancia de Arquímedes N. no radica en el decomiso de la mercancía ilícita que portaba consigo en el momento de su aprehensión, sino que, a decir del titular de la Secretaría de Seguridad, Daniel Iván Cruz Luna, representa un gran logro, toda vez que el imputado se convirtió con el paso de los años en uno de los principales generadores de violencia en el valle de Atlixco y extendió su dominio a la zona metropolitana y norte del estado.

Con antecedentes penales por los delitos de portación de arma de fuego y robo calificado, Arquímedes N. también estaría relacionado con una persona identificada como Víctor Leonel N., El Erizo, líder de una agrupación delictiva conocida como el Cártel Independiente de Acapulco.

“Es una persona que estaba en el estado de Puebla con un perfil bajo, de acuerdo con la información que cuenta esta Secretaría de Seguridad Pública, estaba posicionándose en la distribución a gran escala de cristal y otras sustancias psicotrópicas. De acuerdo con el área de posicionamiento que tenía esta persona estuvo en el municipio de Atlixco, algunos lugares de la zona metropolitana y el norte del estado”, declaró Iván Cruz Luna.

Arquímedes N. no trabajaba sólo, lo acompañaba Javier N., El Cap, quien fue detenido en noviembre del año pasado por la SSP. La corporación detalló en su momento que este delincuente tenía en su poder al momento de su aprehensión un arma de fuego corta, cartuchos útiles y diversas dosis de cristal.

De acuerdo con labores de investigación de personal de la Secretaría, Javier N. está vinculado con una banda delictiva local que mantiene una disputa contra otra por el control de la venta de droga en esa región, lo que ha derivado en homicidios.

También había sido procesado con anterioridad por el delito de portación de arma de fuego sin licencia y al momento de su última captura estaba en compañía de otro sujeto llamado Benigno N.

De acuerdo con MTP Noticias, el caso de Arquímedes N. estaría relacionado con un triple feminicidio en Hueytamalco, pesquisa en la que la Fiscalía ha identificado a seis probables responsables.

EL CÁRTEL INDEPENDIENTE DE ACAPULCO

Una de las líneas de investigación arroja que Arquímedes N. estaría relacionado con Víctor Leonel N., líder del Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), la cual se disputa la plaza en Guerrero con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

De acuerdo con Infobae, el CIDA lleva en operaciones alrededor de ocho años tras la caída del cártel de los Beltrán Leyva, siendo constituida en un principio por José Alberto Quiroz Pérez, así como por José Leopoldo Buendía Domínguez, El Chilango, y por Javier Muñoz, El Cholo.

Secuestros, extorsiones a empresarios y a comerciantes, así como venta de droga, son los principales negocios de esta célula delictiva, aunque lo mismo han sido protagonistas de homicidios y se han caracterizado por reclutar a menores de edad para cometer actividades ilícitas.

Alrededor de 3 millones de pesos a la semana recogían en extorsiones sujetos identificados como Brayan Antonio N., El Brayan, y Luis Fernando N., El Fénix, quienes de acuerdo con versiones periodísticas daban protección a otros capos como José Ángel Palacios Galeana, El Capuchino, así como a Ulises y Gustavo “Los virus”.

En septiembre de 2021, la entonces Fiscalía General de la República (FGR) dio un golpe a la agrupación al fijar sentencias a 10 de sus integrantes, quienes fueron acusados por narcotráfico, delincuencia organizada, portación de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas y portación de arma de fuego sin licencia.

José Alberto Quiroz Pérez y Carlos Amador Moctezuma recibieron 27 años de prisión; José Leopoldo Buendía y Wences Rendón, 17 años; Salvio Mejía Cruz y Edgar Iván Arredondo Ayvar fueron sentenciados con 16 y 15 años, respectivamente; en tanto que a Citlayult Chico Reyes y a Javier Añorve Muñoz se les fincaron 13 años de prisión y a Guillermo Curiel Morfín 12 meses menos que los dos últimos.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img