17.5 C
Puebla
lunes, noviembre 28, 2022
spot_img

Ante inseguridad en sus colonias, vecinos buscan imponer toque de queda

Más leídas

La poca disposición de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) para disponer de patrullas y vigilancia en las juntas auxiliares de la capital poblana, llevó a un grupo de pobladores de San Miguel Canoa y La Resurrección analizar la posibilidad de colocar plumas de acceso y solicitar a los residentes identificación para poder ingresar a las demarcaciones.

Máximo Cuatlaxahue, representante del consejo indígena de la junta auxiliar de La Resurrección, no descartó la aplicación de un toque de queda después de las 12 de la noche, aun cuando está acción es ilegal, pero deriva del hartazgo ciudadano por los homicidios y robos que se han registrado con mayor frecuencia en los últimos meses.

En la junta auxiliar de Canoa, inclusive el proyecto va caminando, luego de que colocaron dos estructuras en el acceso principal donde pretenden colocar las plumas para restringir el acceso de vehículos o controlarlos mediante goteo a partir de las 12 de la noche.

En tanto, en La Resurrección se encuentran trazando la estrategia adecuada para contener la incidencia delictiva con la implementación de medidas similares de seguridad y que en las noches solo ingresen habitantes de la demarcación, tema que se abordará mediante una asamblea el próximo domingo.

“Los robos a casa habitación son cosa de todos los días, porque se mueven con toda tranquilidad, nadie los molesta (…) Si no nos ayudan a ser parte de la capital del estado tendríamos que ser el municipio 218 para poder hacernos cargo de nuestra propia seguridad”, expuso.

Cuatlaxahue reveló que él mismo fue víctima de la delincuencia, luego de que hace unos días unos sujetos ingresaron a su propiedad para robar un remolque, mismo que no ha recuperado a pesar de que ya tiene en el radar a los responsables y proporcionó la información a la policía municipal.

Secuestros, tala clandestina, robos de vehículos y a casa habitación, son los ilícitos más recurrentes en ambas demarcaciones, motivo por el que el consejo indígena busca generar sus propias condiciones de seguridad ante la falta de atención por parte de la policía municipal, a quienes acusaron de estar coludidos con delincuentes.

En septiembre, el presidente auxiliar de Canoa, Ruperto Pérez Lima, reconoció que la SSC solo les ha proporcionado una patrulla para hacer rondines en la demarcación.

Aunque aseguró que la incidencia delictiva ha disminuido hasta en 50 por ciento, pero la realidad es que vecinos del lugar han evidenciado la comisión constante de robos en sus distintas modalidades, embolsados y falta de servicios públicos como pavimentación y agua potable.

En La Resurrección la historial es similar. Por ejemplo, en julio pasado ocurrió un multihomicidio en el que tres víctimas cayeron tras recibir impactos de bala cerca de las calles Lázaro Cárdenas y Carmen Serdán a manos de un grupo armado.

En marzo de este año, otro hombre fue ultimado a balazos y posteriormente envuelto entre sábanas en la calle Victoria, esquina con División del Norte, de la colonia San Baltazar La Resurrección.

En noviembre de 2021, ya con Eduardo Rivera al frente del Ayuntamiento, un hombre fue apuñalado Jardines de la Resurrección tras protagonizar una riña en unos XV años, en tanto que ese mismo mes se dio a conocer el hallazgo de restos humanos envueltos en una lona dentro de una barranca en la colonia San Baltazar, de la misma junta auxiliar.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img