13.9 C
Puebla
domingo, enero 29, 2023
spot_img

Ahogados los niños, tapan el pomo

Más leídas

Con modificaciones a los artículos 611, 614 y 615 del Código Reglamentario Municipal (Coremun), el Ayuntamiento de Puebla, presidido por Eduardo Rivera Pérez, busca enmendar el escándalo mediático que provocó la intoxicación alcohólica de al menos una decena de estudiantes de la BUAP que acudieron a una fiesta en el Salón Country de San Manuel, en noviembre pasado.

La Comisión de Seguridad Ciudadana municipal aprobó dichas modificaciones al Coremun en el que se especifica que cuando un establecimiento organice o sea utilizado por un tercero bajo arrendamiento para llevar a cabo un acto público en el que exista la venta de alcohol o venta de entradas, este deberá obtener una autorización previa, según el rubro “espectáculos públicos”.

En dichos eventos estará prohibido el acceso a menores de edad en caso de que exista de por medio consumo o venta de alcohol, o incluso cuando las bebidas embriagantes estén incluidas en el costo de la entrada, por lo que únicamente estará permitido el ingreso de menores de edad cuando no haya venta de bebidas alcohólicas.

“Articulo 615.- Los establecimientos a que se refiere el presente capítulo tienen prohibido:

VII. Permitir la entrada de menores de edad a los establecimientos señalados en las fracciones V,VI,IX, segundo párrafo de la fracción XII, XIII y XIV del artículo que enumera a los establecimientos para efectos de este capítulo. De igual manera, está prohibido el acceso a menores de edad a cualquiera de los establecimientos a que se requiere este capítulo, si se encuentran en estado de embriaguez o bajo el efecto de enervantes, estupefacientes, psicotrópicos”, señala la modificación al dictamen.

En cuanto a las sanciones, la reforma al Coremun estableció que se impongan a los negocios multas, arresto administrativo, clausura temporal de 1 a 30 días o bien, una clausura definitiva.

La propuesta fue elaborada por los regidores Leobardo Rodríguez Juárez, Carlos Montiel Solana, Marvin Fernando Sarur, Miguel Ángel Mantilla, Gabriela Ruiz Benítez, Rocío Sánchez de la Vega y Ana Laura Martínez Escobar.

De acuerdo con el alcalde, Eduardo Rivera Pérez, será antes de que finalice el año cuando la propuesta de reforma al Coremun sea presentada ante el Pleno del Cabildo para tener más “dientes”, a fin de clausurar negocios que expendan bebidas alcohólicas sin distinción de edad.

“Estamos ampliando las facultades a Normatividad Comercial para aplicar sanciones a negocios que lo hagan a costa de la salud de los menores de edad. Esperamos que se puedan hacer pronto las modificaciones”, dijo.

Las modificaciones surgen luego de que hace un mes, el Ayuntamiento de Puebla fue exhibido por la falta de regulación de establecimientos comerciales, desde el Halloween organizado por Cabrito’s Social Group, en el que varios estudiantes de secundaria y preparatoria resultaron intoxicados, hasta la persistencia de giros para vender alcohol a menores de edad en tianguis, mercados y salones sociales.

La medida surgió hasta que el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, adelantó que ante la falta de regulación de establecimientos en el municipio para la venta y distribución de alcohol, sería el Ejecutivo estatal el que enviaría propuestas para modificar el Coremun y la Ley Orgánica municipal.

Desde que los videos de la intoxicación que sufrieron los estudiantes salieron a la luz, Rivera Pérez se escondió en el argumento de que el municipio de Puebla no tenía suficientes facultades para sancionar la venta de alcohol a menores y que inclusive, esta tarea le correspondía a la Secretaría de Salud estatal.

El munícipe además sostuvo que eran “dimes y diretes” la posible venta de bebidas adulteradas a los estudiantes de la BUAP y que inclusive la responsabilidad de vigilar el comportamiento de los jóvenes recaía únicamente en los padres de familia.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img