11.2 C
Puebla
domingo, febrero 5, 2023
spot_img

A Lalo Rivera le falta compromiso con la ciudad, advierte Alcántara y da un paso hacia 2024

Más leídas

“Eduardo Rivera necesita comprometerse más con la ciudad, antes de buscar el 2024”, afirmó sin simuladas cortesías el coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso del Estado, Eduardo Alcántara Montiel, al referirse al trabajo del presidente municipal de Puebla capital, quien también es su compañero en el blanquiazul.

En entrevista con Exilio.mx e Hipócrita Lector, el legislador, quien ha sido funcionario municipal en varias ocasiones, a lo largo de dos décadas, realizó un análisis de lo que ha significado el gobierno del panista en la Angelópolis, luego de derrotar a la morenista Claudia Rivera Vivanco.

“Después de Claudia, cualquier cosa podía haber sido mejor; entonces, la gente vio en el (actual) alcalde una persona con experiencia probada”, reconoció Eduardo Alcántara.

En una conversación sin pactos y con la ironía cáustica que lo caracteriza, sin embargo, también mostró su contrariedad por las acciones de una administración municipal que tiene abiertos dos frentes: gobernar la capital del estado y, en paralelo, apuntalar las aspiraciones políticas de Rivera Pérez rumbo a la gubernatura en 2024.

“Ni acaban consolidando un buen proyecto a 2024, y ni acaban cumpliéndole claramente a la gente”, sentenció el diputado local, sobre el equipo y el alcalde de la capital poblana.

 

PAN SIN IDENTIDAD

Eduardo Alcántara Montiel, quien sigue en la coordinación de los legisladores locales albiazules, a pesar de que se ha presagiado su defenestración en varias ocasiones, también fue severo con la dirigencia de su partido y con quienes lo dirigen, a quienes consideró “una camarilla”, afín a su tocayo Lalo Rivera Pérez.

El diagnóstico fue puntual: la actual dirigencia del PAN no genera condiciones para atraer más simpatizantes, además de que ha olvidado sus principios.

En la entrevista, que abordó un abanico amplio de temas, Eduardo Alcántara Montiel aceptó que le gustaría estar al frente del destino de la ciudad.

“Yo creo que puedo poner el mediano talento que tengo, al servicio de la ciudad. Conozco la ciudad como la palma de mi mano, porque he trabajado muchos años en el servicio municipal”, dijo quien es considerado “un izquierdista dentro de un partido de derecha”.

 

BALANCE LEGISLATIVO

Termina el año, habrá que hacer un balance del trabajo… ¿cómo está tu bancada?

“Mi bancada está ahorita inmersa en el cierre del proceso de sesiones, que vence el 15 de diciembre, donde se aprobarán leyes de Ingresos, donde se aprobará el presupuesto de Egresos del Estado y algunas que otras reformas que han llegado ahorita, mínimas, que tendrán que transitarse con muchos pendientes legislativos que tenemos”.

 

¿Sigues en la coordinación, a pesar de augurios, de promesas y de presagios de que no ibas a estar?

“Ir a bailar a Chalma me funcionó, yo creo. Mira, era una gran crónica anunciada a razón del relevo en la dirigencia, al no pertenecer al grupo que quedó en la dirigencia, que hubiese un cambio en la coordinación.

“Parecía ser que se iba a dar así, pero yo creo que la historia demostró dos veces, antes, que es difícil dar este salto… A pesar de que es una facultad estatutaria (de la dirigencia local, poner y quitar al coordinador), se topó que en la ley del Congreso señala que debe tener la firma de la mayoría de los integrantes de la bancada, no solo es un acto unilateral de declaratoria, hay un candado en la ley que está arriba del estatuto…

“Yo creo que hoy estamos en una circunstancia, en la cual no se ha tocado claramente el tema en la bancada, todo ha sido como un mensaje velado. Yo creo que es un mensaje más como de un círculo de la dirigencia, porque la dirigente (Augusta Valentina Díaz de Rivera Hernández) me dice que ella no lo trae, más bien como (es) de la “burbuja” de la dirigencia que no quisiera que estuviera yo en la coordinación, porque sienten que soy incomodo, porque no les gusta que les diga las cosas de frente… Qué aburrido sería que todos pensáramos exactamente igual”.

AN Y SU EXTRAVÍO

El PAN se ha alejado mucho de sus estatutos, es un PAN muy distinto, por supuesto generacionalmente, pero muy distinto al fundacional, pero, además, al que evolucionó por ahí de los años 80, de los años 90. ¿Qué está pasando internamente en el PAN?

“El PAN es un partido que tiene 83 años de historia. Desde su fundación, hasta la fecha, ha pasado por varios momentos y varias discusiones y disputas internas, hasta ideológicas, que parecía ser que no son dadas a la vista, pero que están ahí (…)

“Lo que vemos en Morena, pues esos son el priismo de los 70, entonces, estamos en un bucle histórico donde el PAN no entiende cómo salir, estamos encerrados en el laberinto del Minotauro, muchos se sienten Ícaro, pero que no se acerquen mucho al sol porque se les caerán las alas, hay que volar bajito, al ras del suelo, para poder sobrevivir.

“Yo lo que creo es que el PAN tiene que seguir apelando, al menos, a los principios básicos del partido, no a las posturas radicales que en la historia del PAN se han venido dando (…)

Si cumpliéramos esos principios todos los panistas y no estuviéramos peleando, no estuviéramos diciendo si somos conservadores, ultraconservadores, si algunos somos de izquierda dentro del PAN, creo que no estaríamos en esa disputa, estaríamos pensando qué es lo que le importa a la gente, qué es lo que necesitan los ciudadanos.

“Los ciudadanos están cansados de la política, los ciudadanos ya no creen en la política, piensan que todos son iguales, sin importar el color. Si no encontramos un diferenciador que nos haga conectar con la gente, estamos en disputas estériles internas que poco llenan el ojo a los ciudadanos, y que hacen que no nos convirtamos en opción política.

“La trinchera del PAN está fuera del PAN, quien quiera estar peleando más tiempo en el PAN, allá que siga peleando, que se eche su round de sombra, a mí no me interesa estar peleando en las disputas internas, yo creo que hay construir con los ciudadanos, es lo que hoy se necesita ante este hastío que hay de la política”.

 

¿Quién controla el PAN hoy en Puebla, señálalos?

“Ni que fuera yo la Santa Inquisición (risas). Yo lo que creo es que regresó al PAN, una posición rara… Yo he escuchado que dicen que ahora, con la nueva dirigencia, regresó el PAN tradicional. El PAN tradicional antes del “morenovallismo”, el PAN tradicional que a veces ganaba y a veces no ganaba, no que siempre ganaba. El PAN tradicional que estaba más preocupado por administrar plurinominales, aunque llegué yo por la vía pluri, no la niego, pero no tenía hambre de ganar afuera.

“Unos dicen que es el PAN tradicional de Puebla, algunos dicen que es “El Yunque”. Yo no sé si existe, no existe, lo que sé es que este grupo dice que hoy regresó la tranquilidad al PAN, y que las puertas del PAN están abiertas para todos.

“El problema no es que las puertas se abran con ellos, el problema es que esta oferta del PAN, no veo que anime a que la gente entre, aunque la puerta esté abierta, ese es el problema. Deberíamos estar trabajando en cómo conectamos con las causas de la gente y no cómo pensamos en la disputa interna.

“A algunos les conmocionan las opiniones que emito en tribuna, porque pareciera ser que dicen: Oye, es que estás agrediendo al grupo del alcalde, porque haces señalamientos puntuales de lo que pasa en la ciudad.

“Yo entiendo una cosa, mi lealtad se encuentra con la declaración de principios, los estatutos y los reglamentos del PAN, no se encuentra con una camarilla que está a cargo de un partido. Y mientras yo no viole los estatutos ni las normas básicas del partido, pues no puedo ser sancionado, ni reconvenido por mi comportamiento, que acomode o no acomode es otra cosa, qué guste, que no guste, pues no es mi problema, simplemente yo creo que estoy más en la posición de despertar la conciencia, de ser esa voz disonante que permita sacudir el tablero para decirles: Señores, estamos haciendo las cosas mal.

“La gente está cagada de nosotros, veamos cómo vamos por la gente, y eso implica a veces ponerse por arriba de esas disputas que pareciera ser que implican señalar lo bueno y lo malo, no solo aplaudir como foca siempre, aunque tengamos el agua hasta el cuello.

“Es la ruta que yo veo, que este grupo que está en el PAN, dice que está el PAN auténtico, está bien, es un grupo, pero que no anima”.

LA CIUDAD Y EL COMPROMISO DE GOBERNAR

Se cumplió en octubre pasado, un año del gobierno de Eduardo Rivera Pérez, del gobierno de Acción Nacional, ¿cómo está la ciudad, qué reflexión hay que hacer?

“Puebla cayó en un gran bache llamado Claudia Rivera, una calamidad para la ciudad. El desaseo que tuvo la ciudad era notorio, perdón, no se ve ni siquiera la ´o´ por lo redondo. Decían que por austeridad no gastaban, ni siquiera ejercían el presupuesto, y tuvieron unos niveles de subejercicio enormes.

“¿Qué pasa si tu casa no la pintas, si no la arreglas a tiempo, no la impermeabilizas?, al rato sale más caro arreglarla, lo mismo estaba pasando con la ciudad, no le metían al mantenimiento del día a día y la gente estaba harta, no veía resultados y eso nos ayudó para poder refrendar el resultado electoral, para poder ganar.

“Después de Claudia, cualquier cosa podía haber sido mejor, entonces, la gente vio en el alcalde una persona con experiencia probada, que había sido alcalde una vez y, por lo menos, sonaba mejor, el problema es que ante el desorden que había, la expectativa de cambiar las cosas fue tan alta.

“Hay un gran problema, hoy los gobiernos de la ciudad no tienen las condiciones que tenían antes, no tenemos las participaciones ni los ingresos que teníamos antes. Este gobierno federal ha estado recortando dinero a los municipios, por donde quieras verle, programa Subsemun, el que quieras.

“Hoy los municipios tienen menos dinero, entonces es difícil hacer frente con menos dinero a una gran cantidad de problemas, que, si bien eran buenos en tamaño, se volvieron más grandes ante la ausencia de la autoridad.

“Entonces, este gran viaje tiene que empezar por algo muy simple que no se está haciendo, fungir como autoridad y ver a futuro, es decir, empezar a cubrir esos vacíos de autoridad que hay.

“Yo no veo que el gobierno esté cubriendo esos vacíos de autoridad, están entre que quieren cumplirle al ciudadano, la expectativa del cambio, y están pensando en el sueño electoral del 24.

“Y entonces, pues ni acaban consolidando un buen proyecto al 24, y ni acaban cumpliéndole claramente a la gente, que hoy ve una gran necesidad, que aparte que esa necesidad no solo es de ahorita, tiene muchos atrás, y hay que aprender a decir los problemas como son. Voy a poner un ejemplo muy simple, el tema de la seguridad y la falta de policías.

“¿Sabes de quién es la culpa? Mario Marín, Luis Paredes, Enrique Doger, Blanca Alcalá, Eduardo Rivera, porque cuando el municipio obtiene la facultad para llevar la seguridad pública, en la época de Gabriel (Hinojosa), el municipio tiene un presupuesto por ahí de 300 millones de pesos, 400, hoy es de cinco mil millones para seguridad de la ciudad.

“En ese momento decíamos que no tenía dinero el municipio para hacerse cargo de la seguridad, se firmó un convenio, el gobierno del estado prestó elementos al municipio en lo que juntaba lana, tuviera su propia policía, formara su propio cuerpo, la bronca es que administraciones pasaron y nunca formamos una policía propia, por eso fue la disputa aquella cuando según le quitó la policía Rafael Moreno Valle a Lalo (Rivera Pérez).

“Era un compromiso de la ciudad hacer nuestra propia policía y nunca la hicimos, y pasaron gobiernos de todos los colores y nunca se hizo, ya no digamos con Claudia, ¿cuántos elementos sacó de la academia?

“Entonces hay un gran vacío de autoridad, nadie ha querido tomar las cosas al fondo. Yo lo que veo es ausencia de autoridad y veo recetas donde el gobierno de la ciudad repite lo mismo que hizo hace 10 años, y no necesariamente es lo que la gente está esperando hoy, pues ya no es la misma realidad”.

 

¿Está distraído Eduardo Rivera en el sueño de 2024?

“Pero tampoco lo veo afuera haciendo chamba por 2024, o sea, esa es la duda, si quiere el 24, pues yo lo vería con más hambre buscando la candidatura, pero como que más bien la posición es jugar, administrarse, no desgastarse, como si eso alcanzara o fuera suficiente para buscar una posición después.

“Yo creo que la gente quiere hoy una persona puesta, decidida y que entre a los problemas, que empiece a atender las cosas”.

 

¿Hay quienes lo podrían hacer mejor que los que están hoy en el Ayuntamiento?

“Para hacer las cosas mejor, se requiere una cosa: compromiso, y el compromiso con la ciudad es lo más importante, pero tú no te puedes comprometer a una causa, diciendo que quieres otra causa.

“Por eso te decía, es importante ir cerrando ciclos, ir viendo para adelante. Yo creo que tenemos que dejar de ver a los políticos encumbrados, que son los únicos que tienen la varita mágica, decir cómo se solucionan las cosas, los que actúan como gobierno paternal diciendo sí, papá gobierno, y yo solo sé lo que para ti es bueno.

“Necesitamos un gobierno que atienda la gente, que la escuche, que sea más cercana y que empiece a dar respuestas de las cosas más mínimas, porque queremos solucionar lo más grande y no empezamos por lo más pequeño”.

 

¿A Eduardo Rivera le falta compromiso con la ciudad?

“Yo creo que Eduardo Rivera necesita comprometerse más con la ciudad, antes de buscar el 24”.

 

Hay otros que han levantado la mano, me viene a la mente Mario Riestra Piña, antes de que cumpliera un año como legislador.

“Sí, ya andaba ansioso. Sé que andan caminando, es legítimo que cualquiera busque y aspire. En lugar de decir yo quiero, habría que escuchar los planteamientos de cuál es su nivel de compromiso, y hasta dónde están dispuestos a asumir una responsabilidad de lo que la gente está pidiendo, no de lo que un grupo internamente pide. (…)

“La ciudad estaría poca madre, si cumpliéramos solamente con lo que dice el 115 (artículo constitucional). Si los servicios públicos estuvieran al 100, estaríamos en una ciudad totalmente habitable”.

 

LA MIRADA A 2024

Viene el 2023, por estas fechas habrá arrancado el proceso electoral, ¿tú podrías hacerlo mejor?

“Yo creo que puedo poner el mediano talento que tengo, al servicio de la ciudad. Conozco la ciudad como la palma de mi mano, porque he trabajado muchos años en el servicio municipal, desde que fui regidor con (Luis) Paredes, pasé casi 12 años en el servicio municipal, conozco claramente qué es lo que sucede.

“Yo creo que puedo aportar de mejor manera para que haya orden en la ciudad, no se dudan responsabilidades y generemos algo que poco se da, buscar la felicidad, que la gente se sienta feliz de vivir en un lugar.

“Hoy a la gente no la veo feliz, viviendo como está viviendo. Hoy a la gente la veo más preocupada de que en el transporte público le bajan el celular, le roben la cartera, a los chavos en C.U., les roben los equipos de cómputo cuando van a la universidad, y no estamos dando las condiciones mínimas para que la gente se pueda desarrollar.

“Estaré trabajando en una ruta hacia el tema municipal, pero bueno, pues falta mucho, aunque muchos dicen que es muy rápido, en un año puede pasar cualquier cosa en política, lo hemos visto, hay gente que tenía una gubernatura y se fue en días”.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img