20.1 C
Puebla
lunes, enero 10, 2022
spot_img

Cuentas claras

Más leídas

A partir de la pandemia, principios del 2020 se disparó. El inicio fue mucho antes, pero la fecha para tomar la referencia fue la mencionada.

Nuestro Fut Bol es un deporte-espectáculo rico pero sin sustento de la riqueza. El principal activo q se tiene es la afición, más de 80 millones q en este país y en el vecino USA siguen el campeonato en las diferentes plataformas, compran camisetas y los menos, compran un boleto para acudir a los estadios. Siendo el principal activo de la organización, es al que menos se atiende; situación contradictoria pero real.

Otro gran activo q se tiene es la millonada de jóvenes que practican este deporte, con muchas características y aptitudes para triunfar. En ese punto llega la segunda contradicción: si se tiene calidad, porque existen tan pocas posibilidades de poder triunfar, y lo peor, si son más de 36 millones de jóvenes, al ser un deporte con características puntuales, porque no es utilizado para EDUCAR y así contribuir a tener una mejor sociedad.

Otro activo son las instalaciones, tanto de estadios como de instalaciones deportivas propiedad de los equipos y de la propia FMF que tienen que ayudar para desarrollar el talento y que al final se utiliza como requisito para pararte el cuello y tu institución luzca más espectacular.

Por último y sin ser el último de muchos activos q se tienen, pero si es el meollo del asunto, se cuenta con grandes empresas a nivel internacional que soportan el sostenimiento de los equipos. Empresas ricas y con mucho éxito, derramando migajas a equipos pobres, fútbol mexicano rico con equipos pobres.

Esto último es evidente. Ningún equipo produce el capital como para sostener los gastos, fuera de control, que temporada tras temporada gastan. Esto provoca que equipos sin el soporte de una gran empresa, que viven de lo q la televisión les paga, más alguna venta del frente de su playera, más boletos de entrada a los estadios ( este rubro es el menor en sus presupuestos ), más alguna venta de jugadores, que en algunos casos ellos dieron el proceso y en otros, compraron en algún mercado internacional a precio menor, le dieron minutos en liga MX y gusto a algún equipo grande que terminó comprando. Este dato se puede comprobar con la cantidad de jugadores que el America ha comprado al Santos o que en los últimos dos años, el Puebla vendió no menos de 8 jugadores al mercado nacional. Esta es una manera legal de ganar dinero y así poder sostener la actividad de tu equipo.

El problema radica en los equipos, con subsidios de sus empresas y que no generan los recursos como para comprar y pagar a los grandes jugadores que tienen.

Una cosa es lo que genera la empresa dueña de los equipos, pero lo importante tendría que ser lo que genera el mismo equipo y estoy seguro al 100% que ninguno podría hacer las grandes contrataciones que hace.

Para generar equidad y competencia sana, el dinero que genera el fútbol se tendría que gastar en fútbol y no lo que genera la televisión, o la venta de cerveza y refrescos o la venta de cemento, solo por nombrar algunos de los productos q las empresas grandes tienen como objetivo empresarial.

El juego limpio q se anuncia pomposamente antes de cada juego, en el protocolo de inicio, abarca aspectos deportivos pero tendría que que ser tomado en aspectos económicos y tener un juego limpio, un Fair Play financiero para evitar las grandes distancias que se hicieron en la liga MX. Un jugador X que se le termina el contrato y se le ofrece el doble de lo q esta ganando, situación que está muy bien, recibe una llamada de los ricos y le ofrecen cuatro veces más de lo que gana, con dinero q no fue ganado de la actividad del fútbol y entonces, estos últimos, solo piden o suben su presupuesto de gastos llamando a sus jefes de la empresa rica y se hacen de dicho jugador.

Los chicos, si bien les va, facturan entre 200 a 250 millones al año y un grande entre 350 a 400 al año en pesos. Esa cantidad no te da para pagar a 5 o 6 jugadores sueldos entre los 4 y 8 millones de dólares al año.

Las grandes empresas se sacan de su bolsa izquierda, recursos, que pasan a su bolsa derecha ( fútbol ) y así hacen frente al gasto desorbitados y desigual, provocando la falta de igualdad de fuerzas y una inflación innecesaria.

Algún objetivo persiguen los equipos ricos al ejercer esta acción, más allá del ego que los envuelve, pero que sepan que su liga, esa que anuncian como siente tu liga, cada día se sentirá de manera diferente: unos haciendo circo y maroma para subsistir y otros gastando lo que el fútbol no les da.

Otra solución sería el Tope Salarial, pero las bases y los candados para llevar a cabo dicho tope, fácilmente serían vulnerados. Nos hemos hecho expertos en abrir y romper candados en cualquier actividad.

El equipo que produzca más puede gastar más, el que produzca menos, puede gastar menos. Así de fácil.

En el fútbol de primer mundo se hace, con éxito y con las claras excepciones si tu dueño es algún Jeque ( emiten acciones a favor del equipo y se hacen de más capital para gastar, Manchester City y PSG ), pero bueno, son los menores.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img