24.7 C
Puebla
domingo, abril 21, 2024

Oposición, aliados que no sirven de nada

Más leídas

La obstinación de Eduardo Rivera Pérez por entregar mucho a cambio de nada a partidos como Pacto Social de Integración y de la Revolución Democrática no tiene ningún sentido. Es más, no sólo resulta perjudicial para su propio proyecto político, sino que terminó por impactar negativamente otros núcleos primordiales como la capital poblana. 

Y eso no fuera de por sí grave, su otro aliado, el PRI, comenzó una caída permanente en las preferencias. 

Partamos de un hecho: Todas las encuestas levantadas desde mitad del año pasado a la fecha han dado como ganador de la elección al morenista Alejandro Armenta Mier, quien ha mantenido un crecimiento sostenido e incluso rebasa el 50 por ciento del respaldo ciudadano.  

Por el contrario, el panista Rivera Pérez no solo se estancó desde diciembre del año pasado, sino que ya comenzó con una tendencia a la baja. 

Con esos antecedentes, la oposición tenía la ardua tarea de impulsar una coalición y las alianzas necesarias con los diferentes sectores sociales a fin de ayudar a que su candidato cerrara la brecha. Sin embargo, los resultados de los últimos sondeos dan cuenta que todo ha sido un fracaso. 

El portal e-consulta dio a conocer los días 19 y 20 de marzo una encuesta que mide la competitividad por partido y que pone de manifiesto el lastre que han significado PSI y el PRD que no le aportan prácticamente nada.  

En el estudio -realizado entre el 1 y el 4 de marzo, entrevistando a 2 mil 096 ciudadanos residentes en las 26 cabeceras distritales de Puebla, de 18 años en adelante y que cuentan con credencial para votar vigente que coincide con el domicilio del encuestado-, el Pacto Social aporta a la coalición Mejor Rumbo para Puebla la ridícula cantidad de 0.4 por ciento, es decir, que no está ni en condiciones de mantener su registro. 

Pese a esa situación, Eduardo Rivera lo premió con seis distritos locales y le permitirá llevar 150 candidatos propios en presidencias municipales e irán con otros 40 en candidatura común. 

¿En verdad vale tanto PSI para darle es cantidad de sufragios? 

Lo peor de todo es que en su empecinamiento, Eduardo Rivera le entregó la tercera posición en la planilla de regidores a la capital poblana a dicho instituto, pese a que en otro sondeo dado a conocer e-consulta realizado el 1 de marzo, cara a cara y en domicilios, a una muestra de 704 ciudadanos residentes en la capital, de 18 años en adelante y que cuentan con credencial para votar vigente que coincide con el domicilio del encuestado-, la aportación es de solo 0.6 por ciento, una cifra ridícula para una posición tan jugosa. 

El caso del PRD no es tan diferente, ya que su intención de voto estatal es de solo 1.6 por ciento, mientras que en la capital su aportación queda en 1.8 por ciento. 

A cambio, Eduardo Rivera le entregó en el ámbito local una diputación que será para Karla Martínez, hija del dirigente estatal del PRD, Carlos Martínez Amador, quien además coló a su hermano Omar Martínez como regidor suplente por la capital. 

También le entregó otra posición para Vanessa Janette Rendón, hija del integrante de la dirigencia colegiada, Julián Rendón Tapia 

Y, contrario sentido común, Rivera Pérez presionó para que premiaran al Sol Azteca con cuatro candidaturas a diputados federales: 5 de San Martín Texmelucan, 7 de Tepeaca, 8 de Chalchicomula de Sesma, y 16 de Ajalpan, a pesar de que su posicionamiento en esos lugares es ridículo. 

Por último, el “mejor” aliado que hasta el momento tiene Eduardo Rivera tampoco le sirve de mucho. De acuerdo con los sondeos dados a conocer por e-consulta, la intención de voto del PRI se desplomó al seis por ciento en toda la entidad, mientras que en la capital apenas y llega al 7.6 por ciento. Bastante se sabe de todos los premios que Néstor Camarillo Medina recibió a manos del yunquista, traducidor en candidaturas, para que dispusiera como mejor le conviniera del botín. Al final, el exedil tuvo que tragarse el horrendo sapo de una grabación que evidencia a su amigo y aliado en la presunta venta de candidaturas por 2.5 millones de pesos.  

Esta es la realidad de Mejor Rumbo para Puebla y por eso es entendible que Alejandro Armenta se encuentre arriba en las encuestas por más de 29 puntos. Pero, todo lo anterior tiene un solo responsable: Eduardo Rivera y su patético capricho de doblar la realidad a su antojo, incluso en contra de sus propios intereses.  

Notas relacionadas

Últimas noticias

spot_img