6.9 C
Puebla
lunes, enero 10, 2022
spot_img

Machetitos

Más leídas

Operación gobernadores

El desplegado firmado por los gobernadores de Morena en el país, incluido Miguel Barbosa Huerta, que cuestiona duramente la decisión del Instituto Nacional Electoral de posponer la consulta para la revocación de mandato debe entenderse en el marco de la estrategia en que los mandatarios tendrán un mayor juego en el concierto nacional de discusión de agenda pública. Por primera vez en lo que va de la 4T estamos a una postura que atraviesa todo el sistema nervioso del poder: Cámara de Senadores, San Lázaro, gobernadores, dirigencia de Morena, el propio gobierno federal. Esto llevó a que los consejeros electorales tengan que enfrentar una andanada nunca antes vista con el lopezobradorismo, pero también es la puerta para construir el camino rumbo a 2024. Si Morena pretende continuar en el poder no tiene otra opción que cerrar filas con el principal activo que tienen: el presidente de la República. A partir de ahí todo podrá acomodarse todo lo que se requiera y buscar un reparto equilibrado del poder. Esta es la primera muestra que la 4T va por el camino que debió seguir, aunque el tiempo en que ocurre es el correcto y permite fortalecer los objetivos planteados.

 

Ilusos y mentirosos

Si algo demostró el gobierno de Claudia Rivera Vivanco es que estuvo plagado de políticos improvisados, sin oficio político y que confundían el activismo con el ejercicio de gobierno. El ejemplo por excelencia fue René Sánchez Galindo, secretario de Gobernación municipal y en cuya gestión el Centro Histórico estuvo plagado de ambulantes y personas en situación de trata sexual. Las juntas auxiliares fueron dejadas a su suerte y el funcionario intervino para que la Comuna destinara dinero público para el usufructo de pozos de agua, propiedad del Ayuntamiento de Puebla, a favor de un grupo de ciudadanos que los tienen secuestrados. Ahora, desde el recuerdo de la vida con presupuesto, el funcionario de marras anda de bocafloja diciendo que la gestión de Eduardo Rivera Pérez podría obtener siete veces más recursos que el cobro del Derecho de Alumbrado Público si es que asumiera el control de los servicios de agua potable y alcantarillado. La aseveración no sólo es una estupidez sino también una falacia en sí misma. El despistado reportero que recogió las declaraciones del despistado activista reconoce que, por voz del propio Sánchez Galindo, los mil 100 millones que la Comuna recaudaría por el cobro de agua -ahí están el “siete veces más”- se utilizaría para tener la capacidad financiera para operar el sistema. ¿Entonces, cuál beneficio para la ciudadanía? Lo que el activista no dice es que él y sus amigos tuvieron la oportunidad de demostrar que puede haber un nuevo modelo de gobierno, pero decidieron hacer algo peor que los gobiernos priistas y panistas juntos. Y mire que eso ya es decir muchísimo. ¿Si no pudieron con la organización de los plebiscitos en 17 juntas auxiliares, usted cree que podrán con un monstruo como el agua potable? La respuesta es más que obvia.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img