13.9 C
Puebla
lunes, enero 10, 2022
spot_img

Machetitos

Más leídas

Honor a quien lo merece

Vaya reconocimiento el que Miguel Barbosa Huerta ofreció al secretario de Salud estatal, José Antonio Martínez García. ¿Tiene duda? Lea usted las siguientes líneas: “El mejor secretario de Salud que tenemos en el país se llama José Antonio Martínez. Ese señor con voz gentil, educada y que le echa estilito para informar y a todos nos tiene bien atentos es el mejor secretario de Salud que hay en el país. ¡Qué bueno que esté en Puebla! Es un gran poblano, yo le tengo un profundo reconocimiento y todo el día lo jodo, todos los días lo jodo, no hay días inhábiles y él sabe que así soy. Él sabe que cuenta con todo mi apoyo y mi respeto. Estamos listos (para enfrentar la nueva oleada)”. En su última conferencia matutina, el mandatario no dejó duda que su gobierno está preparado, cuenta con estrategia y visión para hacer frente a los retos que cada día presenta la pandemia por la Covid-19 y sus diferentes variantes. Y, bueno, aprovechando el tema no queda más que sumarnos a la petición de las autoridades porque todos nos cuidemos, no bajemos la guardia y respetemos las medidas sanitarias.

 

Botón de ejemplo

La decisión de sacar de circulación el Tren Turístico Puebla-Cholula era una inevitable. Si el morenovallismo siguiera, poco hubiéramos sabido del pesado lastre que representa a las finanzas públicas. En su inicio, dicha atracción causó un grato impacto. Se veía como ejemplo de impulso al turismo, una visión fresca y vanguardista de lo que se necesitaba en Puebla. Pero bastó con que se fuera la antigua camarilla enquistada en los gobiernos de Rafael Moreno Valle y José Antonio Gali, así como una autoridad dispuesta a ajustar cuentas con el pasado, para que saliera a la luz la corrupción detrás del proyecto, las sospechas de malversaciones y que, desde un inicio, fue una obra de movilidad inviable financieramente. Cada viaje cuesta al gobierno mil 500 pesos. No hay arca pública que lo soporte. Las puertas del Tren Turístico han cerrado como se están cerrando las puertas de huida del grupo de bribones que vendieron espejitos. Les quedó muy bien la mofa: Se sentían los hombres barbados que venían a colonizar Puebla. Recordemos que los españoles pretendían cambiar cuentas de vidrio a cambio de oro. Ahora lo que esperamos ansiosos es la detención de los responsables.

 

Felices fiestas

Quienes integramos el equipo de esta casa editorial les deseamos a nuestros hipócritas lectores y sus familias una navidad y un año nuevo plagados de bendiciones, éxitos y, sobre todo, mucha salud. No obvia decir que una buena parte del cuidado ante la pandemia está en nuestras manos. Sabemos que es difícil sumar otro año sin convivir con la familia, pero hoy el amor se demuestra cuidando a quienes amamos. Hemos demostrado, con altas y bajas, que somos más los ciudadanos comprometidos y conscientes. Nuestro reto es cultivar aún más la empatía, solidaridad y comunión con nuestros semejantes. Es duro no estar cerca de quienes amas, pero es más trágico acompañarlos al hospital o a su funeral. Esto no es un juego. Pese a todo hemos salido adelante. Es por eso que, desde nuestros corazones, les deseamos todo lo mejor. Como diría Cantinflas: Les deseamos lo mejor de la mejor… y si algo mejor, pues eso mejor.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img