17.5 C
Puebla
jueves, junio 13, 2024

La pelea está en la capital

Más leídas

Sabedores de que la presidencia de la República y la mayoría de los estados en juego, entre ellos Puebla, los tienen perdidos, los jefazos reales del PRIAN decidieron concentrar todos sus esfuerzos en la apuesta original para la elección de este 2024: ganar la mayor cantidad de diputaciones federales y, de esa forma, forzar a Claudia Sheinbaum Pardo, la muy seguramente próxima presidenta de México, a una negociación -la que nunca pudieron lograr con Andrés Manuel López Obrador. En esa ecuación, Xóchitl Gálvez Ruiz no tiene ninguna injerencia, ya que se trata de un movimiento partidista y de poder con la finalidad amasar la mayor cantidad de curules que permita a las dirigencias nacionales del PRI y el PAN -el PRD es un chiste que se cuenta solo- obtener canonjías y/o la fuerza suficiente para negociar con el poder en turno. No se trata de ninguna construcción de un frente opositor ni una visión ciudadana, sino que estamos frente a un vil asunto de “cuánto vales, cuánto cuestas” en el que el PRIAN sabe jugar muy bien. Es por eso que al interior de las dirigencias nacionales y entre los tomadores de decisiones -seguramente ahí el Señor X, alias Claudio X. González, tiene poco pesose tiene una radiografía exacta sobre las zonas del país en las que buscarán incidir para lograr el objetivo y, en el caso de Puebla, ese lugar es la capital. Es por eso que el PRIAN decidió apostar todas sus canicas al municipio y la zona conurbada, pues ahí es donde pueden asegurar -mínimo- tres curules y, de paso, cuatro diputaciones locales y las alcaldías de Puebla, San Andrés y San Pedro Cholula, así como Santa Clara Ocoyucan, Cuautlancingo y Coronango. También al interior del PRIAN saben que los números no les favorecen, aunque apuestan a que el voto duro panista y priista, además de las clases medias salgan a las urnas el 2 de junio. Como le decíamos líneas arriba, la gubernatura y la mayoría de las diputaciones federales las dan por perdidas, lo mismo que un voto a favor de Xóchitl Gálvez. Esto los orilló a centrar sus fuerzas en zonas prioritarias, de ahí que la pelea por la alcaldía se convertirá en el centro de la lucha de este 2024; una pelea en la que los jefazos del Yunque están interesados porque no pretenden perder las canonjías que actualmente obtienen del Ayuntamiento y que Mario Riestra Piña ya les prometió mantener. A su vez, para el clan de Eduardo Rivera Pérez la llegada de Morena al gobierno municipal significaría el inicio de procedimientos judiciales que llevaría a más de uno a la cárcel ante el caudal de irregularidades y transas que cometieron. A la ultraderecha no le interesa ni le conviene una nueva carnicería en contra de los suyos por las raterías cometidas en la Comuna. Con una derrota a cuestas en la gubernatura y la presidencia de la República, una persecución jurídica sería el último clavo al ataúd del PRIAN en Puebla. Un asunto que a estas alturas a más de uno lo ha de tener dándose topes en la cabeza es el equivocado menosprecio hacia Pepe Chedraui Budib. Los números ahí están y no favorecen al PRIAN, en donde saben de primera mano que en Morena, sus principales líderes, no están dispuestos a permitirse una derrota en la capital, por lo que la guerra será a muerte. Ahí también se juega el destino de un grupo político muy importante para el estado que está preparado para la batalla a costa de lo que sea.

Notas relacionadas

Últimas noticias

spot_img
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com