20 C
Puebla
lunes, mayo 16, 2022
spot_img

Amores cholultecas

Más leídas

El pasado lunes, el gobernador Miguel Barbosa Huerta puso en marcha una de las estrategias más ambiciosas de su gobierno para fortalecer al Poder Judicial poblano. Cada semana, llevará a cabo la inauguración de tribunales y oficinas en diferentes partes de la entidad. El banderazo de salida fue el municipio de San Pedro Cholula. Allí estuvieron los tres poderes en la entidad, legisladores locales y los 12 alcaldes del Distrito Judicial. Pero una ausencia resaltó de todas: ni luces de la alcaldesa Paola Angón Silva. ¿Qué ocurrió? ¿Por qué la ausencia? Oficialmente se informó que la panista acudió a Estados Unidos con motivo de los festejos de la Batalla del 5 de mayo de 1862 y la agenda le impidió regresar a tiempo para acompañar a los titulares de los tres poderes locales. Pero la realidad es otra totalmente diferente. Angón Silva tomó un viaje de placer con su pareja sentimental José Luis Carpinteyro a Nueva York. El par de tórtolos aprovechó el puente para justificar su ausencia. Allá fueron informados del acto oficial, pero decidieron no modificar su agenda. La alcaldesa regresó radiante la misma noche del lunes. Por cierto, Carpinteyro -cuyo principal currículum es haber sido burócrata cuando Mario Marín Torres fue presidente municipal de Puebla y estar ligado, a través de su hermano, con el oscuro exfiscal Gustavo Huerta Yedra– ocupa en la actualidad la dirección del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de San Pedro Cholula, mientras que su sobrino Carlos Alberto Carpinteyro Otaolaurruchi es el secretario de Infraestructura y Servicios Públicos Generales. Ambos están involucrados en todo aquello que tenga que ver con contratos, adjudicaciones y sectores susceptibles de recibir visitas de inspectores para hacer más grande el marranito. La ambición de la pareja de la alcaldesa ha llegado a tal grado que provocó la caída de una de las funcionarias más poderosas de la Comuna. En ese municipio, por lo que se ve, el corazón está por arriba de la autoridad.  

 

Inversiones líquidas y constantes 

¿Qué empresa que pretende cerrar sus puertas estaría dispuesta de gastar mil 800 millones de pesos en su operación, así como poner en marcha la modernización de su sistema de recaudación y atención al cliente (único en Latinoamérica) o en la ampliación de su infraestructura? Más aún: ¿Qué compañía tendría inversiones programadas por 2 mil millones de pesos en los próximos 31 meses si entre sus planes está dejar el negocio? Ninguna. Esa es la condición de Agua de Puebla para Todos, concesionaria de los servicios de agua potable y alcantarillado en Puebla y una parte de la zona conurbada. La empresa -cuya razón social sigue siendo Concesiones Integrales- ha consolidado un plan de inversiones desde que tomó las riendas para hacer frente a la hidra que existía en ese subsector. La derrama lo mismo ha ido a parar al mejoramiento de plantas de tratamiento, la ampliación de la red y supervisión vía satélite del abasto, conducción, fugas y recarga. Un punto importante fue el periodo de Claudia Rivera Vivanco que, a través de sus bravucones funcionarios, generó una incertidumbre hacia Agua de Puebla con la constante amenaza de que le retiraría la concesión. Pese a eso, la compañía le entró a la política de apoyo y solidaridad impulsada por el gobierno del estado durante la pandemia. ¿Dónde surge el principal reclamo para la empresa? En que el agua es, ante todo, un tema político. No hay nada más impopular que cobrar por un servicio y tener que suspenderlo si no se paga. El mejoramiento del servicio debe ir aparejado a una política de buen cobro o la concesionaria estará destinada al fracaso. Ambas son indivisibles. Por contrato, Concesiones Integrales tiene una inversión comprometida que está siendo cumplida pese a la contracción económica, la expansión anárquica de la mancha urbana y la creciente presión de la demanda de servicios. Agua de Puebla tiene en el Soapap al organismo regulador que supervisa y vigila sus acciones. Todo está amarrado para que funcione correctamente, de lo contrario el objetivo de la concesión sería imposible cumplir.  

Artículo anteriorMamá Magola
Artículo siguienteUnos cuantos no
spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img