16.4 C
Puebla
jueves, junio 20, 2024

Los señoritos enojados (La amenaza de Riestra y el ‘¡Te voy a desaparecer!’)

Más leídas

Cuando un candidato se enoja siempre sobreviene un exabrupto.

Los ejemplos abundan.

A la reportera Beatriz Gutiérrez Müller, a la sazón coordinadora de la sección política de ‘Pagina regional’, le tocó enfrentar la estupidez primate del guarura de un candidato a mediados de los noventa.

El tipo, para alejarla de su jefe, le dio un empujón y le cerró la puerta de una Suburban prieta (blindada) en el brazo que sostenía la grabadora.

Pésima combinación: candidato enojado más guarura enojado.

Y si a este coctel le agregamos un jefe de prensa enojado, la cosa se pone mal.

El incidente (muy peligroso) que narra Alejandro Mondragón en su más reciente columna tiene como protagonista a un candidato furioso (Mario Riestra) amenazando a un atónito Ricardo Gutiérrez, director de El Universal de Puebla.

“¡Ya no golpees tanto en los medios y deja de mandar información a los medios nacionales, hijo de tu puta madre! ¡Vas a chingar a tu madre! ¡Conmigo no juegas porque no te la vas a acabar! ¡Yo sí te voy a romper tu madre! (…) ¡Te voy a desaparecer! ¡Deja de estar haciendo pendejadas! ¡No sabes con quién te estás metiendo! ¡Chinga a tu puta madre! ¡Te voy a reventar, te voy a partir tu madre en el momento en que te vea, y no te la vas a acabar!”.

Ufff.

Destacan, de entrada, las mentadas —más furiosas que el hambre—, pero nada pueden con el “¡Te voy a desaparecer!”.

En un país donde hay tantos periodistas asesinados, una frase como ésa proyecta las luces más ominosas y miserables.

Y no podía faltar en el francés del candidato del PRIAN  a la alcaldía de Puebla la socorrida frase: “¡No sabes con quién te estás metiendo!”.

Riestra mostró sus lecturas con esos gritos amenazantes: ¡Sensacional de traileros!, ¡Sensacional de mercados! y la revista Alarma!

¿Qué tiene a Riestra con ese estado de ánimo?

¿Los números no le dan?

¿Sus matraqueros no matraquean lo suficiente?

¿Qué está fallando en su campaña?

No es normal que también esté enojada su jefa de prensa, conocida también por su francés y su trato despótico.

Dos reporteros me contaron hace unos días que la susodicha trata de ‘putas’ a quienes cubren los actos de su jefe.

Ya es bastante malo que el candidato esté enojado y que el guarura no vea la suya entre tantas mentadas.

Y lo peor es que falta una eternidad para las elecciones del 2 de junio.

Quien también mostró su enojo en el debate del domingo fue Eduardo Rivera, candidato del PRIAN a la gubernatura.

Desquiciado por las ironías de Alejandro Armenta, candidato de Morena, el Empleado del Mes del Yunque se salió de sus casillas en algún momento.

Y se le vio en el rostro.

Del cursi relato con el que inició al narrar el montaje del comando colombiano —que casi nos lleva a las lágrimas— pasó al exabrupto y al enojo.

Y serio, muy serio, al enfrentar a la prensa juró que había ganado y que estaba feliz.

Si los señoritos del PAN están molestos, ¿qué podemos esperar los simples mortales?

Notas relacionadas

Últimas noticias

spot_img
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com