20 C
Puebla
domingo, mayo 15, 2022
spot_img

Los jefes del Empleado del Mes (las traiciones)

Más leídas

Los Yunques no son confiables. 

Vea el hipócrita lector esta historia que retrata perfectamente a los jefes de Eduardo Rivera, el Empleado del Mes. 

Es una historia sacada de la vida real. 

Una historia de vasallaje. 

Así son los Santos Varones traga-hostias. 

(Con perdón de las hostias, que están llenas gracia, pero también de gluten). 

Rosario en mano, les comparto esta trama ocurrida en 1995 y escrita por mí, cuando Manuel Bartlett —¿a alguien le suena?— gobernaba el estado: 

Con los resultados finales en la mano, Bartlett sabía que el PAN lo había humillado. “El PAN y el Yunque”, corrigió. 

 “Hijos de puta”. 

Las cifras eran elocuentes: Acción Nacional había ganado Puebla y los principales municipios del estado. Veintidós en total. El Congreso andaba por las mismas: 14 diputados para el PAN y 22 para el PRI. “Un triunfo ridículo”, se dijo. 

—Cuando menos no ganó Germán Sierra, ¿eh? —les confió a Chema Morfín y al arquitecto Jaime Aguilar Álvarez. 

—Ahorita ya estaría insoportable viéndose como tu sucesor —dijo éste. 

—Lo bueno de todo, Manuel, es que quedaste como un demócrata reconociendo los triunfos de la oposición —dijo Morfín. 

—Hay dos pendientes en mi carta de navegación: Puebla y Huejotzingo. Ya les di instrucciones a los magistrados del Tribunal Electoral para que revienten la elección y le den el triunfo a nuestro candidato, ¿eh? La diferencia es ridícula. Es el único municipio que podemos recuperar. Por otra parte, este Gabriel Hinojosa es un verdadero pendejo. Me buscó Paco Fraile y me dijo que él estará de nuestro lado en el Cabildo. Me sugirió hasta un cabildazo. 

—¡Claro! ¡Paco quiere ser alcalde! —dijo el arquitecto—. Si pendejo no es. 

—Voy a jalar al Yunque para que rompan con él. Las cosas entre ellos no andan nada bien. Quieren obra pública y el pendejo de Hinojosa no se las va a dar. Ya lo anunció. 

—Jálate a Jorge Espina. Es el más tolerante de ellos —recomendó el arquitecto Aguilar. 

—Lo que sí es que su periódico no deja de burlarse todos los días de ti —acotó Morfín. 

—Son unos abyectos esos de El Universal. Pero ya le empezaron a pegar a Hinojosa. Llevan una semana así, ¿eh? Les digo que los señores del Yunque pueden venirse de nuestro lado para que le hagamos la vida imposible al alcaldito. 

Desde El Universal de Puebla vino la ofensiva en contra del primer alcalde panista. Rodolfo Ruiz dio instrucciones precisas. Supe por otros reporteros del periódico que Espina había roto con Hinojosa por el tema de la obra pública. “Se le van a ir con todo”, me dijeron. Así ocurrió. El día de su toma de posesión fue motivo de burla para El Universal. Crónicas, caricaturas, ironías, todo sirvió para exhibir al nuevo alcalde. Al mismo tiempo, los ambulantes tomaron la ciudad y generaron una crisis con el comercio establecido. El panista Humberto Aguilar Coronado trataba de controlar la embestida desde Gobernación municipal, pero Hinojosa y Momoxpan no estaban de acuerdo con la estrategia a seguir. Cada tres minutos, el alcalde se decía en voz alta: “Yo soy el presidente, yo soy el presidente, yo soy el presidente”. 

—Dice Beto Aguilar que va echarle la fuerza pública a los ambulantes —le dijo Pepe Momoxpan. 

—¿Y quién le dio instrucciones? Yo soy el presidente y no he autorizado nada. 

Humberto Aguilar no podía más. De todos lados llegaban quejas por la inacción del ayuntamiento, pero él estaba atado de manos por culpa de Hinojosa. Se quejó con Paco Fraile y con algunos amigos periodistas. Las versiones salieron publicadas: “Chocan Hinojosa y Coronado. Se prevén enfrentamientos mayores”. Al alcalde no le gustó la filtración. En plena Semana Santa sobrevino la ruptura. Coronado reventó y renunció al cargo. Momoxpan entró al relevo. Los meses siguientes la beligerancia del gobierno estatal se intensificó. Los yunques, por su lado, insistían en vulnerarlo. Rodolfo Ruiz se rebeló en un momento y dejó de atacar a Hinojosa gracias a un acuerdo que había hecho con Guillermo Velasco, director de Comunicación Social de Hinojosa. Los yunques se enojaron con él y amenazaron con reventar la sociedad. El divorcio culminó con el anuncio de Jorge Espina a Ruiz: “Vamos a hacer un nuevo periódico. Se llamará El Ángel de Puebla. Ya tengo director. Es Cosme Heces”. 

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img