16.2 C
Puebla
miércoles, septiembre 28, 2022
spot_img

De temblores, energías y decretos

Más leídas

I

A 37 años de distancia de 1985 y 5 años posteriores a 2017, se volvió a sentir un temblor de considerable magnitud en muchos estados del país.

Los recuerdos regresaron y los miedos se activaron.

¿Qué clase de brujería es ésta?, se habrán preguntado algunas personas.

Otras más, seguro, dijeron: ¿pero qué karma o castigo estamos pagando?

Y, quizá, algunas más comentaron: ¡esto es una señal más del apocalipsis, el mundo nos quiere decir algo!

Todos buscando una explicación ya sea divina, esotérica, mágica o científica; porqué es una necesidad y parte de la naturaleza humana.

 

II

Las sociedades o poblaciones que nos antecedieron veían en la naturaleza una divinidad. Les consagraban rituales, les ofrendaban vidas.

El politeísmo religioso se transformó en un monoteísmo disfrazado: un Dios principal con Santas, Santos y Vírgenes que funcionan como intercesores. Una especie de monarquía religiosa donde los segundos la hacen de Virreyes.

Empero, los outsiders (todas aquellas personas que no encajan en ninguna “religión” aceptada o mejor posicionada) han regresado —de una u otra forma— a darle mucha importancia a la naturaleza, las energías y al poder de la mente humana.

 

III

En las benditas, complejas y surrealistas redes sociales se dio un debate peculiar: los mexicanos atrayendo, energéticamente, con sus comentarios el temblor.

Voces, incluyendo a integrantes de la farándula mexicana, afirmaban sobre los simulacros y comentaban en redes y con conocidos: “ya hicimos el ensayo, al rato el examen”, “¿a qué hora viene lo bueno?”; etc.; provocaban una fuerte carga energética que, al sumarse, atrajo el temblor. Ley de la atracción o Decreto, le llaman algunos. Donde está tu atención, está el milagro (o la desgracia).

Muchas voces ridiculizaron, menospreciaron y se burlaron de esta postura.

 

IV

No soy ninguna autoridad para desacreditar dichas posturas.

Empero, varios científicos, intelectuales y espiritistas han ahondado en el tema:

 

  • Tesla: “Si quieres descubrir los secretos del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración”.
  • Stephan Bodian: “Cuando concentras cualquier forma de energía, incluida la energía mental, adquieres poder”.
  • Carlos Castañeda: “Primero, este es un mundo de energía, y después, un mundo de objetos. Si no empezamos con la premisa de que es un mundo de energía, nunca seremos capaces de percibir energía directamente”.
  • Charles F. Haanel: “Las vibraciones de las fuerzas mentales son las más finas y por consiguiente las más poderosas de la existencia”.

 

V

Más allá sí somos o no capaces de atraer cosas con la fuerza del pensamiento, me preocupa que seguimos sin aprender las lecciones.

De nada sirve hacer simulacros, si cada una de las Ciudades y Estados —que se encuentra dentro de las zonas sísmicas— no cuentan con un sistema de alarmas como en la CDMX.

De poco sirve reconstruir edificios caídos, si los nuevos no se construyen con los materiales, infraestructura y protocolos adecuados para soportar grandes sismos y sobrevivir a éstos.

¿Cuántos de ustedes saben cuál es el muro de carga de su casa o centro laboral?

¿Cuántos saben qué tipo de cimientos tiene su casa y qué densidad de temblor pueden resistir?

Seamos realistas, un simulacro siempre va a salir bien, pues lo hacemos con calma, y con la atención; pero a la hora de la verdad nada servirá, al no ser que contemos con un sistema de alertamiento que nos otorgue de medio a un minuto de tiempo para reaccionar antes del temblor.

 

VI

Mientras escribía esta columna, Skyalert me avisó que se venía un sismo y me daba 30 segundos para reaccionar.

El epicentro fue Coalcomán, Michoacán (epicentro del temblor del pasado 19 de septiembre de 2022). Densidad: 6.9. Hora: 1:16AM. Y fue la réplica más fuerte de las mil 229 que se han tenido.

Al terminar de escribir la columna, a la 1:50AM, se dio otra réplica de 4.1.

 

VII

Naturaleza, cruel coincidencia, broma maldita, brujería o decreto energético.

No deja de sorprenderme la extraña coincidencia.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img