17.5 C
Puebla
lunes, noviembre 28, 2022
spot_img

De la Magia y El Mago

Más leídas

I

¿Ha oído hablar de la Magia?

¿De quién hablamos cuando nos referimos a una maga o mago?

¿La Magia forma parte de nuestro día a día?

 

II

La RAE define a la palabra Magia de la siguiente forma:

Del lat. magīa, y este del gr. μαγεία mageía.

  1. f. Arte o ciencia oculta con que se pretende producir, valiéndose de ciertos actos o palabras, o con la intervención de seres imaginables, resultados contrarios a las leyes naturales.
  2. f. Encanto, hechizo o atractivo de alguien o algo.

 

Y nos recuerda que existen dos tipos de magia:

Magia blanca, o magia natural

  1. f. magia que por medios naturales obra efectos que parecen sobrenaturales.

Magia negra

  1. f. Rito supersticioso que trata de propiciar la ayuda del diablo para conseguir cosas extraordinarias.

Basándonos en esta definición, muchos encontrarían semejanzas con otra palabra, “casi prohibida” por las mentes más conservadoras: brujería.

 

III

Francis Melville, en su libro Los secretos de la Magia, habla de una “Alta Magia” y la define de la siguiente forma:

“La alta magia es una ciencia y es un arte. Sus raíces son ancestrales, pero sus técnicas evolucionan constantemente y se adaptan a las condiciones de cada época. El objetivo de la magia es causar cambios tanto en el mundo interior como en el exterior a través de la consciencia y la manipulación de fuerzas invisibles, es decir, ocultas lo que las haces además poderosas. Las técnicas de la alta magia incluyen:

  • La purificación.
  • La meditación.
  • La adivinación
  • Ejercicios cabalísticos.
  • Fabricación de herramientas para rituales.
  • Creación de talismanes.
  • Preparación de elixires alquímicos.
  • Conjuros
  • Magia angélica.”

 

Utilizando lo definido por Francis Melville, muchas cosas -hoy tan de moda o en tendencia- son actos mágicos; y podemos pensar en la Magia como una herramienta para lograr la transformación del ser y la trascendencia del mismo a otros planos de la existencia.

Tradiciones milenarias o ancestrales como el chamanismo podrían ser parte de la “Alta Magia”.

 

IV

Por otro lado, El Mago es el primer Arcano Mayor del Tarot.

Pamela Colman-Smith, ilustradora del Rider-Waite, plasmó de la siguiente forma al  Mago:

Fondo amarillo con flores adornando la parte superior e inferior, en una mesa descansan las figuras de los palos: oro, copa, espada y basto (mismos que representan a la tierra, agua, aire y fuego; y simbolizan: dinero, sentimientos, pensamientos y poder; respectivamente). El Mago viste una túnica blanca con algo atado a la cintura y encima una especie de bata roja. Su brazo derecho sostiene una vara y señala al cielo, mientras que la mano izquierda apunta hacia abajo; recordando uno de los principios herméticos: como es arriba, es abajo. Y lo corona el símbolo del infinito.

Esa representación suele repetirse o asemejarse en otros mazos de Tarot.

El Mago como la persona capaz de dominar las pasiones humanas y controlar los elementos de la naturaleza a su favor o que, al menos, estos no operen en su contra.

 

V

La Magia como una ciencia que nos ayuda a conocer nuestro ser interior y a -a través de diversas herramientas- dominar tanto las pasiones humanas como desenvolvernos en el entorno sin que los elementos de la naturaleza sean obstáculos para el cumplimiento de nuestros sueños y/o deseos.

El Mago como el ser humano dispuesto a alcanzar sus sueños y que se vale de la ciencia y sus herramientas para aprender a dominarse a sí mismo y tener la habilidad para que ningún otro obstáculo –incluyendo los propios de la naturaleza- derrumben sus sueños y así concrete la realidad anhelada.

 

VI

Y usted, hipócrita lector, ¿es mago o prefiere que lo engañen con trucos?

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img