13.4 C
Puebla
lunes, enero 10, 2022
spot_img

Equipo pobre, Directiva rica

Más leídas

Pepe Hanan

En esta primera entrega le platico sobre la gran pachanga que se llevó a cabo en el antro más grande de Puebla conocido como Estadio Cuauhtémoc, donde los empleados de la escuadra camotera se dieron gusto departiendo de un gran menú digno de una boda de reyes.

Aclaró que en este pachangón no participó ningún jugador del equipo ni tampoco ningún miembro del cuerpo técnico.

Es decir, solo fue para los empleados de oficina, intendencia, boleteros, y jardineros.

Nada de malo tendría si el evento se hubiera llevado a cabo en algún salón social o algún jardín. El detalle viene en que se hace uso del estadio Cuauhtémoc para eventos particulares aprovechando el comodato del que goza el equipo. Y se utilizan la cancha y los recursos del equipo que de por sí son limitados (al menos en las contrataciones) para rifar televisores de arriba de 60 pulgadas, iPads y demás artefactos electrónicos.

Eso no tendría nada de malo, pues varias empresas así lo hacen. Lo malo es dónde y cómo lo hacen, faltándole el respeto al inmueble dos veces mundialista, donde ahora cualquier seudo empleado puede pasearse por el césped como si de su casa se tratara.

Y algo más: gozando y festejando un logro que corresponde sólo a los jugadores y el cuerpo técnico, que fueron quienes derramaron el sudor en el terreno de juego donde lograron llegar a los cuartos de final.

Me gustaría saber si los empleados de intendencia y oficina del América o del Monterrey o de las Chivas utilizan el Estadio Azteca o el Gigante de Acero o el Akron para realizar sus francachelas.

Pareciera un asunto menor, pero no lo es. Ya se ha documentado con fotografías todo lo sucedido en anteriores ocasiones, como el ingreso de las scorts y los grupos musicales al inmueble para realizar grandes pachangas en el Estadio Cuauhtémoc.

Quizás a algunos no les guste lo publicado, pero bien dicen por ahí que lo que se ve no se juzga.

Hipócrita Lector

Con enorme gusto agradezco la invitación del quintacolumnista Mario Alberto Mejía para formar parte del grupo de plumas que usted podrá leer en esta nueva oferta informativa llamada Hipócrita Lector.

Un honor para quien esto escribe ser considerado para participar en tan importante medio de comunicación que, encabezado por Mario Alberto, es garantía de éxito.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

* Empresario textil y radiofónico, columnista deportivo y conductor del programa En Línea Deportiva.

Artículo anteriorLos demonios de Medardo
Artículo siguienteTomografías Rápidas
spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img