11.9 C
Puebla
viernes, enero 7, 2022
spot_img

Es necesario reforzar la vacunación

Más leídas

Como parte de los esfuerzos del gobierno para mantener a la población protegida contra el Covid, sobre todo, con la aparición de la variante Ómicron y la llegada de la temporada invernal, ha iniciado paulatinamente la aplicación de la tercera dosis de la vacuna para los adultos mayores de 60 años en el país.

De acuerdo con estudios recientes de la CDC, la vacunación contra el Covid-19 sigue siendo efectiva para evitar la muerte y los casos graves de la enfermedad, aunque en algunos casos puede perder efectividad con el paso del tiempo y resultar menos efectiva para prevenir la infección o casos con síntomas leves, especialmente en personas de 65 años de edad o más.

Esta menor efectividad probablemente se deba a la combinación de la disminución de la protección conforme pasa el tiempo desde la aplicación de la vacuna y a que las variantes Delta y Ómicron son mucho más infecciosas.

Esto es completamente normal y no quiere decir que las vacunas no funcionen. La vacunación inicial nos ayuda a prevenir el contagio y los síntomas graves, mientras que la dosis de refuerzo repone la efectividad que las primeras dosis pierden con el transcurso del tiempo.

No resulta inusual ver esta respuesta. Inclusive las vacunas más eficaces tienden a presentar una disminución gradual con el paso tiempo y requieren dosis de refuerzo para activar el sistema inmunitario, como es el caso de la vacuna contra el tétanos, la difteria y la tosferina.

Si bien las vacunas contra el Covid-19 nos pueden ayudar a prevenir la infección, su beneficio principal está en su capacidad de evitar los casos graves de la enfermedad y la muerte. Y las fórmulas siguen demostrando ser muy eficaces para hacerlo: nos han ayudado a disminuir la cantidad de casos graves que llegan al hospital y prevenir su fallecimiento.

Los estudios más recientes han comprobado que las personas no están inmunizadas tienen aproximadamente seis veces más probabilidades de dar positivo al virus del Covid-19 o ser hospitalizadas por la enfermedad y aproximadamente 11 veces más probabilidades de morir a causa del coronavirus que las personas que sí están vacunadas.

Es importante que recordemos que durante esta temporada invernal también es necesario vacunarnos contra otras enfermedades respiratorias, como la influenza, el neumococo y el rotavirus, que tienen síntomas similares a los del coronavirus.

 

Las vacunas siguen siendo la forma más efectiva de prevenir enfermedades. Cuidemos de nosotros mismos y de los demás reforzando nuestra vacunación.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img