16.2 C
Puebla
miércoles, septiembre 28, 2022
spot_img

Sheinbaum, arriba y a la izquierda

Más leídas

Claudia Sheinbaum Pardo ya rebasó a Marcelo Ebrard Casaubón. Tres casas encuestadoras —Campaings and Elections, Enkoll y México Elige— coincidieron en que, si hoy se eligiera al candidato de Morena al 2024, sin duda sería la jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

¿Cuál es la razón por la que ha crecido Sheinbaum sobre Ebrard?, cuando este era el favorito hasta hace un año, pues que la jefa de gobierno cambió su forma de darse a conocer: cada semana no solo acude a diversos estados del país, sino que se ha reunido con los reporteros y directores de medios de cada una de las entidades para charlar y darse a conocer.

Empero, no ha dejado de estar en la Ciudad de México, pues solo acude cada fin de semana a los lugares donde la convocan.

Recordemos que, a Ebrard no le fue nada bien cuando vino a Puebla a una reunión con el Club de empresarios. Primero porque no se sentó con las bases de Morena sino con un grupo de comerciantes que apoyaron a Javier López Zavala y a Mario Marín. Segundo porque en esa reunión estaba el socio de Ignacio Mier Velazco, Arturo Rueda, hoy preso en la cárcel de Tepexi por los delitos de extorsión y a quien se le investiga por lavado de 420 millones de pesos.

Ebrard prefirió las élites.

Claudia prefiere acercarse con todos los grupos políticos.

Ebrard opera con Juan Carlos Natale, de pésima memoria en Puebla.

Sheinbaum se está acercando con todos, sin distingos, sin discriminación, sin pleitos.

Su nuevo estilo de buscar reuniones, aunque sea por zoom y en horarios no laborales, le va haciendo que se vea no como alguien lejano sino como una persona más cercana. Mientras Ebrard apaga sus fuegos, mientras Monreal se pelea con todos y manda amenazas para que no lo dejen fuera y mientras el secretario de Gobernación dice que “tampoco confía en usted”, Sheinbaum va paso a pasito dándose a conocer.

Por eso, los resultados le son favorables.

No por obra y gracia de un dedo presidencial —como en el pasado reciente— ni por la influencia del espíritu santo. Sino porque la jefa de gobierno de la capital mexicana entendió que escuchar es la mejor manera de gobernar.

Y si sigue así, Claudia Sheinbaum rebasará por la izquierda, puesto que aún no hay nadie serio en la oposición a Morena.

El PRIAN aún no ha entendido por qué perdieron los comicios federales del 2018, por qué Morena ha arrasado en los estados del país y por qué —de seguir las cosas así— ganarían la contienda en el 2024.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img