16.2 C
Puebla
miércoles, septiembre 28, 2022
spot_img

Usa Lalo Rivera recursos del Fondo de Infraestructura para en superfluas

Más leídas

El recorte del préstamo por parte del Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) al Ayuntamiento de Puebla, confirmó que el alcalde Eduardo Rivera Pérez destinó recursos como adelanto del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) para obras superfluas.

Tres serán los proyectos que el munícipe no podrá llevar a cabo debido a que no se trata de obras que vayan dirigidas a zonas de alta marginación, por lo tanto, Banobras prescindió de entregar los 160 millones de pesos que había solicitado la Comuna y sólo autorizó un crédito por 137.5 millones de pesos.

Las obras que el edil ya no podrá llevar a cabo son la rehabilitación de la Calle Nardos, entre avenida 135 Poniente y calle Limones, en la colonia San Ramón, ubicada al sur de la ciudad de Puebla; así como la rehabilitación de drenaje y agua potable con tomas y descargas domiciliarias en la 16 y 18 Oriente-Poniente del Centro Histórico.

De acuerdo con el edil, se tendrán que ejecutar los proyectos que Banobras no autorizó hasta 2023, pero evitó reconocer que el motivo de esta decisión fue que rechazaron entregar el recurso al no ser zonas de atención prioritarias.

En su lugar, el munícipe sostuvo que la decisión se tomó para no afectar las ventas del comercio establecido al llevar a cabo trabajos en el primer cuadro de la ciudad durante la temporada decembrina.

“Estas calles se iban a ejecutar con el crédito que ustedes ya conocen; sin embargo, al no destinársenos este recurso tuvieron que ser aplazadas para el próximo año y hay una razón financiera, también comercial: cuando llegue el recurso que será noviembre y empecemos las obras en diciembre, será la mera época de ventas del Centro Histórico”, sostuvo el alcalde.

Lo que sí dijo es que gestionarán recursos para poder llevar a cabo esas tres obras que no autorizó Banobras, además de que buscarán el apoyo de Agua de Puebla para reparar el drenaje desde la 8 hasta la 18 Oriente-Poniente.

Recientemente, el regidor de Morena, Leobardo Rodríguez Juárez, aseguró que el recorte de 22.5 millones de pesos que no prestó Banobras tuvo que ver directamente con la falta de cumplimiento en lo que la institución bancaria requiere para otorgar la línea de crédito; es decir, no se consideraron obras prioritarias en zonas de marginación dentro del paquete de proyectos.

De acuerdo con la Ley de Coordinación Fiscal, el préstamo que solicitó el alcalde tenía que estar orientado al combate de los principales indicadores de pobreza; sin embargo, la Comuna incluyó en el paquete obras de relaminación de calles e incluyó a calles del Centro Histórico que no son consideradas zonas de alta marginación, como se supone que debería ser etiquetado el presupuesto.

Por tanto, el alcalde únicamente podrá ejecutar con el préstamo de Banobras nueve proyectos: cuatro relaminaciones y cinco proyectos de agua potable y de drenaje en juntas auxiliares de la capital poblana como San Miguel Canoa, San Francisco Totimehuacan y San Pablo Xochimehuacan, esto como parte de un adelanto en las participaciones del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM).

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img