19.5 C
Puebla
viernes, junio 21, 2024

Reordenamiento de la ciudad de San Martín Texmelucan, la herencia de Norma Layón

Más leídas

Una de las principales acciones para el reordenamiento del primer cuadro de la ciudad de San Martín Texmelucan, emprendido por el gobierno de Norma Layón Aarún, fue la liberación de las calles, las cuales se encontraban ocupadas por alrededor de 2 mil 500 ambulantes. 

Mediante el diálogo y firmeza de las decisiones del gobierno municipal es como hasta ahora se han mantenido las principales calles libres de comerciantes ambulantes, así lo destaca el secretario de Gobernación municipal, David Alvarado Limón a Hipócrita Lector. 

En entrevista, el funcionario municipal destaca el trabajo cercano que se mantiene con los presidentes de las once juntas auxiliares, lo que ha permitido mantener un clima de gobernabilidad en el municipio, que destaca porque el comercio es su principal actividad económica. 

“Logramos el consenso, en ese entonces eran organizaciones, trabajaban en el Centro Histórico, un tema que no ayudó a poder concientizar y poder hacerles ver que no era un tema en beneficio a la comunidad, fue la pandemia, fue un actor decisivo en esa acción, ellos aceptaron el tema de retiro por un tema que efectivamente el propio gobierno había sugerido, el retiro de ambulantes de la vía pública, ellos aceptaron como tal”, puntualizó. 

Alvarado Limón abundó que, tras el diálogo con las organizaciones, se redujo el número de comerciantes informales debido a que no todos eran originarios de San Martín Texmelucan, pues algunos procedían de municipios del estado de Hidalgo y de Tlaxcala. 

Por tradición, San Martín se volvió un punto de referencia importante para la actividad comercial de la zona centro del país inclusive, sin embargo, la falta de atención de autoridades pasadas permitió que el ambulantaje se desbordara al grado de haber invadido casi toda la ciudad. 

Al iniciar la administración de Norma Layón en su primer periodo (2018-2021), el número de ambulantes igualaba a los existentes en el primer cuadro de la capital poblana, refirió el secretario de Gobernación municipal. 

Fueron fallidos los intentos que se hicieron antes de 2018 para convencer a los comerciales que liberaran las diez principales calles que se encontraban invadidas por ambulantes. 

Irónicamente la pandemia influyó de manera positiva para que los comerciantes ambulantes abandonaran esta actividad, no obstante, algunas organizaciones opusieron resistencia a ser reubicados. 

DE 2,500 A CERCA DE 200 AMBULANTES EN LA PERIFERIA 

De los más de 2 mil 500 informales el padrón se depuró y quedó en aproximadamente 200 comerciantes que sí son vecinos de Texmelucan, los cuales fueron ubicados en espacios destinados por las juntas auxiliares a fin de que expendan sus productos. 

Pero el asunto terminó por ser politizado y utilizado por grupos opositores a la alcaldesa para sacar raja política de la problemática que en ese entonces estaban atendiendo desde la Secretaría de Gobernación municipal. 

Para ello fue necesario contar con el apoyo del gobierno del estado y la federación, ya que en ocasiones se implementaron operativos para contener al comercio informal. 

La competencia desleal, afectación a la imagen y a los servicios, así como el incremento de delitos como robo a transeúnte, fueron algunos de los problemas que acarreaba el ambulantaje en el centro. 

El secretario de Gobernación aseguró que la presidenta municipal no dudó en aplicar la ley y con firmeza decidió implementar operativos para evitar que los ambulantes se instalaran. Lo hicieron mediante operativos de vigilancia de las calles, incluso antes de que amaneciera para impedir su instalación. 

“A la presidenta municipal no le ha temblado la mano al respecto y el ejemplo lo tenemos en el tianguis. Ha habido ya representantes aprehendidos por el tema del desorden y los abusos que cometían al interior del tianguis y eso se replicó en el tema del ambulantaje, los ambulantes lo entendieron”, puntualizó. 

Y es que el tradicional tianguis de San Martín Texmelucan se conformó gracias a los ambulantes del Centro Histórico, los cuales se desbordaron en calles y avenidas de la ciudad como la avenida 16 de septiembre y aledañas, por lo que varios líderes del tianguis alientan a algunos comerciantes a que regresen a las calles, señaló Alvarado Limón. 

 

QUE AMBULANTES NO VENDAN SU VOTO A CAMBIO DE REGRESAR, LA CONSIGNA 

El encargado de la gobernabilidad en el municipio señaló que también se apoyó a los ambulantes para que pasaran de la informalidad a la formalidad, incluso contó que existen casos de éxito de ambulantes que después de dejar las calles y establecerse en locales fijos tuvieron más ganancias y expandieron sus negocios. 

El comercio ambulante se sanciona con una multa que va hasta los 10 mil 200 pesos, por lo cual fue necesario que el Cabildo texmeluquense aprobara incluir en el Código Reglamentario Municipal estas sanciones, añadió. 

En la actualidad, los pocos comerciantes que aun se encuentran en la informalidad se ubican en los parques y calles de las juntas auxiliares, pero se encuentran regulados y ordenados por el ayuntamiento, aunque el reto ahora es acabar con los llamados toritos que esquivan la acción de la autoridad. 

“Hay que ser muy objetivos y siempre la presidenta lo fue, ella no está en contra de un trabajo honesto y ordenado, la intensión era poner orden”, indicó tras destacar que el reto es que la próxima administración mantenga liberadas las calles del Centro Histórico para que San Martín Texmelucan no tenga un retroceso. 

Y añade: “Desafortunadamente el tema se politiza y empiezan a vender el voto, y la falta esperanza de decir si votas por mí podrás regresar, yo le sugeriría a los ciudadanos pensar en el tema del voto y que los representantes de las organizaciones se concientizaran en el tema, que viera que es un tema no con fin de afectarlos, sino con tener una ciudad más en armonía y que no vendan el voto, que no se ofrezcan como tal”, apuntó. 

Más artículos

Últimas noticias

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com