16.6 C
Puebla
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

Lalo gasta 1 mdp en una cancha de pasto sintético en el Zócalo, pero no en agua

Más leídas

La presa de Valsequillo, formalmente llamada presa Manuel Ávila Camacho, se encuentra al 26 por ciento de su ocupación máxima que es de 301 hectómetros cúbicos, según se observa en los reportes del Sistema Nacional de Monitoreo de las Presas que vigila la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El principal problema radica en el fenómeno de la canícula, periodo en el que se registran las más altas temperaturas del año y se caracteriza principalmente por una disminución en el acumulado de lluvias, sin que esto implique -como lo confirmó el gobernador Miguel Barbosa Huerta- que Puebla se quede sin el suministro de agua potable, toda vez que esta presa no provee del suministro líquido a las familias poblanas y sólo se utiliza para el riego de cultivos.

Sin embargo, un problema mayor ronda en torno al tema: el Ayuntamiento de Puebla no ha destinado recursos suficientes en materia hídrica y de agricultura para disminuir el impacto de esta sequía.

En el caso de la estrategia para el mejoramiento de la gestión integral del agua, según se observa en el presupuesto de Egresos 2022 de la Secretaría de Medio Ambiente municipal, la Comuna apenas destinó 6.3 millones de pesos, en tanto que, en materia de apoyos para el campo, ni siquiera se menciona el tema en dicho documento.

La Secretaría de Medio Ambiente municipal que preside Myriam Arabian Couttolenc, dispone para ejercer de 66.9 millones de pesos para este año, sin embargo, el 48.1 por ciento del presupuesto, es decir, 32.2 millones de pesos, fueron designados tan solo para el rubro “sistema administrativo de staff”, es decir, pago de salarios.

El otro 51.9 por ciento de la partida presupuestal fue repartida de la siguiente manera: 21 millones para un programa de conservación y ampliación de la cobertura arbórea, 5.9 millones de pesos para la cobertura de servicios de protección animal, 6.3 millones para una estrategia de mejoramiento de la gestión integral del agua y 1.4 millones para el monitoreo y vigilancia de áreas de valor ambiental.

Nada se menciona sobre apoyos para los agricultores poblanos recientemente afectados por la sequía en Valsequillo.

A decir del regidor de Morena, Leobardo Rodríguez Juárez, resulta un despropósito que la Comuna no haya previsto designar presupuesto para atender una emergencia de tal magnitud y por el contrario, enfocaron sus baterías en realizar obras en zonas urbanas de la ciudad que no son prioritarias.

Ejemplificó el caso de la cancha de pasto sintético que el gobierno municipal colocó en el Zócalo de la ciudad para llevar a cabo el torneo de fútbol ‘de la calle a la cancha’, cuyo costo del erario fue de más de 1 millón de pesos.

“El Ayuntamiento en lugar de prever esto (atender la sequía en Valsequillo), prefiere instalar canchas de pasto sintético aquí en el Zócalo de más de 1 millón de pesos, imagínate ese millón que se utilizara a suministrar pipas de agua en colonias donde no hay desde hace varias semanas o lo que se están ganando en galletas y alimentación que superan los 4 millones de pesos, no son prioridades en este momento”, manifestó.

El cabildante sostuvo que hay juntas auxiliares de la capital que todavía tienen una vocación agrícola como La Resurrección, San Miguel Canoa o San Sebastián Aparicio, sin embargo, acusó que las demarcaciones alejadas a la mancha urbana han sido olvidadas presupuestalmente: “no tienen claro la ciudad que gobiernan, para ellos la ciudad es el Centro Histórico”, abundó.

Debido a esta omisión, Rodríguez Juárez manifestó que la fracción de Morena en el Ayuntamiento presentará un exhorto para que exista una reorientación de recursos para apoyar a los agricultores afectados por la sequía y que el subejercicio de cerca del 30 por ciento del presupuesto se redireccione a atender esta problemática.

La presa de Valsequillo, de acuerdo con una investigación a cargo de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), es de suma importancia, ya que en el sitio coexisten 231 especies de aves, 21 de reptiles, 15 de mamíferos, ocho de anfibios, dos de peces y seis de invertebrados acuáticos.

Esta presa ubicada al sur de la ciudad de Puebla fue declarada Humedal de Importancia Internacional por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), debido a que alberga a especies de flora y fauna amenazadas y es un punto vital en la ruta de aves migratorias provenientes de Estados Unidos y Canadá.

Hoy, la presa Valsequillo sufre una disminución importante en el nivel del agua, al pasar de 300.65 a 78.35 hectómetros cúbicos debido al fenómeno de la canícula.

  • SOBRE LA PRESA DE VALSEQUILLO
  • Hay 231 especies de aves, 21 de reptiles, 15 de mamíferos, ocho de anfibios, dos de peces y seis de invertebrados acuáticos.
  • Fue declarada Humedal de Importancia Internacional por la ONU.
  • Es un área de reproducción, alimentación y resguardo para flora y fauna amenazadas, una zona con alto grado de especies endémicas y un punto vital en la ruta de aves migratorias.
  • En cuanto a flora, se tiene registro de 10 especies acuáticas y 70 terrestres, ubicadas en 20 órdenes y 34 familias.
  • En la presa Valsequillo vive el mosquerito del Balsas (Xenotricusmexicanus), una de las especies de aves más extrañas del país.
  • El mosquerito de Balsas es un animal poco abundante y sólo se encuentra en bosques de encino y en áreas semiáridas de montaña de Michoacán, Puebla y Oaxaca.
  • La capacidad de la presa Valsequillo es de 300.654 hm³, pero hoy se encuentra sólo al 26 por ciento.
spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img