26.3 C
Puebla
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

La crisis económica que llevó a Shinzo Abe a la muerte

Más leídas

La crisis económica fue lo que llevó al exprimer ministro de Japón, Shinzo Abe, a la muerte. Pero no como la gente puede esperarse: no fue la falta de alimentos lo que lo mató; tampoco una deuda multimillonaria con gánsters que cobraron su vida a punta de disparos. De acuerdo con los adelantos en las investigaciones policiales, fue la quiebra económica de la madre de Tetsuya Yamagami, el asesino de Abe, lo que originó los hechos.

Según lo confesó el mismo Tetsuya a la policía, su madre había quedado en bancarrota tras entregar importantes sumas de dinero al grupo religioso cristiano denominado Iglesia de la Unificación. Pero, ¿qué tenía que ver Shinzo Abe como esto? El exprimer ministro asesinado formaba parte de este grupo religioso.

“Iba por un miembro de un grupo religioso, pero pensé que sería muy difícil, así que fui por el exprimer ministro Abe. Mi madre era creyente de la Iglesia de la Unificación y Shinzo Abe era afín a la Iglesia de la Unificación”, dijo Tetsuya en su confesión, según recoge la prensa nipona.

La Iglesia de la Unificación tiene su origen en Corea del Sur, donde su discurso anticomunista creció en un contexto de Guerra Fría. En Japón es conocida sobre todo por sus bodas multitudinarias y por predecir el futuro a sus miembros, pero además cuenta con organizaciones políticas en todo el mundo, como la Coalición Internacional para la Libertad Religiosa, con presencia en Estados Unidos y apoyada por el expresidente Donald Trump.

La Policía japonesa identificó a Yamagami Tetsuya, un hombre desempleado de 41 años y exmiembro de las Fuerzas Marítimas de Autodefensa (Ejército nipón), como el presunto agresor que disparó al exprimer ministro japonés Shinzo Abe, quien recibió dos disparos el pasado viernes mientras ofrecía un mitin en la calle y, tras ser ingresado en el hospital con un paro cardiorrespiratorio, murió.

Tetsuya, procedente de la ciudad de Nara, en el oeste de Japón, fue arrestado por intento de asesinato mientras sostenía un arma con la que habría disparado en dos ocasiones al exmandatario nipón. Las autoridades informaron también que la residencia del sujeto fue allanada.

Según fuentes del Ministerio de Defensa japonés, el supuesto agresor trabajó en la rama naval de las Fuerzas de Autodefensa, encargadas de la defensa del archipiélago, durante tres años hasta 2005.

 

El arma más letal

El ataque de Tetsuya no fue un impulso. El asesinato de Shinzo Abe fue milimétricamente planeado por su agresor quien, incluso, estudió cuál sería el arma más letal para llevar a cabo su objetivo.

Tetsuya Yamagami confesó que había “hecho varias armas” caseras, entre ellas, había intentado fabricar una bomba, con el objetivo de crear un arma de fuego “que fuera lo más letal posible”, según fuentes policiales a las que tuvo acceso el periódico Kyodo News.

Por ello, la policía considera que el sospechoso de asesinato estaba tratando de fabricar de forma intencionada un arma de fuego que fuera lo más letal posible.

Los agentes registraron la casa de Tetsuya en la ciudad occidental de Nara y confiscaron armas similares a la aparentemente casera que se encontró en el lugar donde Abe fue disparado.

Tetsuya tenía otras dos pistolas caseras en su domicilio y había fabricado varias cargas explosivas. El arma utilizada consta de dos tubos de acero unidas con cinta adhesiva resistente y, según la investigación, la tenía terminada la pasada primavera.

Testigos dicen que vieron a un hombre que llevaba lo que describieron como un arma grande disparar dos veces contra Abe desde una posición de tres metros de distancia, directamente detrás de él. El arma parece haber estado ensamblada con cinta negra que mantenía juntos dos cañones posiblemente hechos de aluminio y una base de madera. No parece tener un mecanismo de carga o agarre tradicional.

La seguridad falló

Un funcionario de alto rango de la policía japonesa reconoció el sábado la existencia de posibles fallos de seguridad que permitieron a un asesino disparar su arma contra el exprimer ministro Shinzo Abe mientras éste pronunciaba un discurso en un acto de campaña, planteando dudas sobre cómo pudo el atacante acercarse tanto al expremier.

“No puedo negar que hubo problemas con nuestra seguridad”, expresó Onizuka. “Si fue un error de organización, una respuesta de emergencia o la capacidad de las personas, todavía tenemos que averiguarlo. En general, hubo un problema y lo revisaremos desde todas las perspectivas”.

El asesinato de Abe antes de las elecciones parlamentarias del domingo conmocionó al país, planteando dudas sobre si la seguridad que tenía Abe era adecuada.

Un exinvestigador policial de la prefectura de Kioto, Fumikazu Higuchi, dijo que las imágenes indicaban que hubo unas medidas insuficientes de seguridad para un exprimer ministro. “Es necesario investigar por qué la seguridad permitió a Yamagami moverse libremente e ir detrás del señor Abe”, afirmó Higuchi en un programa de entrevistas de Nippon TV.

Los expertos también dijeron que Abe era más vulnerable parado en el nivel del suelo, en lugar de encima de un vehículo de campaña, que suele ser el caso, pero que, según los informes, no estaba disponible debido a su visita a Nara organizada apresuradamente.

“Parece que la policía se concentraba principalmente en el frente, mientras prestaba poca atención a lo que había detrás del señor Abe, y nadie detuvo al sospechoso que se le acercaba”, afirmó Mitsuru Fukuda, profesor de manejo de crisis en la Universidad de Nihon. “Claramente hubo problemas”.

 

UN HEHO INUSUAL

  • Los ataques contra políticos en el Japón democrático se cuentan con los dedos de una mano. Para encontrar una muerte violenta de un dirigente hay que retrotraerse a un intento de golpe de Estado en 1936, cuando dos antiguos primeros ministros murieron en lo que ahora es la residencia oficial del jefe de Gobierno.
  • Japón es particularmente conocido por sus estrictas leyes de armas de fuego. Con una población de 125 millones de habitantes, tuvo solo 10 casos penales relacionados con armas de fuego el año pasado, ocho de ellos relacionados con pandillas.
  • Las campañas electorales brindan una oportunidad para que los votantes y los políticos interactúen porque el “terrorismo político” era extremadamente raro en el Japón de la posguerra. Pero el asesinato de Abe podría generar una seguridad más estricta en eventos concurridos como campañas, juegos deportivos y otros.

 

MÉXICO LAMENTA EL HOMICIDIO

“Nuestro pésame al pueblo de Japón porque ayer fue asesinado el ex primer ministro de Japón, (Shinzo) Abe. Es un hecho muy lamentable”

Andrés Manuel López Obrador

Presidente de México

 

“Me informa nuestra embajadora en Japón, Melba Pria, le han confirmado la muerte del Ex-Primer Ministro Shinzo Abe. Nuestras sinceras condolencias a su familia, amigos y al pueblo japonés por su enorme pérdida acaecida el día de hoy. Descanse en paz”

Marcelo Ebrard

Secretario de Relaciones Exteriores federal

 

…Y el mundo también

“Estoy profundamente entristecido por el horrible asesinato de Shinzo Abe, exprimer ministro de Japón. Tuve el privilegio de conocerlo durante años y siempre recordaré su compañerismo y compromiso con el multilateralismo. Mis condolencias a su familia y al pueblo y gobierno de Japón”

Antonio Guterres

Secretario General de la ONU

 

“Conmocionado y entristecido por el cobarde ataque a Shinzo Abe en el desempeño de sus funciones profesionales. La Unión Europea (UE) apoya al pueblo de Japón y el actual jefe del gabinete, Fumio Kishida, en estos tiempos difíciles”

Charles Michel

Presidente del Consejo Europeo

 

“Estoy atónito, indignado y profundamente entristecido por la noticia de que mi amigo Abe Shinzo, exprimer ministro de Japón, fue asesinado a tiros. Fue un campeón de la amistad entre nuestro pueblo. Estados Unidos apoya a Japón en este momento de dolor”

Joe Biden

Presidente de Estados Unidos

 

“Condenamos firmemente el asesinato del ex primer ministro japonés Shinzo Abe, a quien siempre recordaremos por su aporte a las relaciones con Cuba. Llegue al pueblo y gobierno japonés y a sus familiares y allegados las más sentidas condolencias”

Bruno Rodríguez

Canciller de Cuba

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img