26.1 C
Puebla
jueves, febrero 22, 2024

Eduardo Rivera sume al PRI en su peor crisis política; sepulta bancada en el Congreso

Más leídas

|Ignacio Juárez/Osvaldo Valencia

 

El candidato de la coalición Mejor Rumbo para Puebla, Eduardo Rivera Pérez, sumió al PRI poblano en su peor crisis política en 95 años de existencia tras vetar a Jorge Estefan Chidiac para que asumiera la candidatura por la primera fórmula al Senado.

En respuesta, cinco de seis legisladores priistas renunciaron a su bancada en el Congreso del estado y dejaron solo al exdirigente estatal Néstor Camarillo Medina, quien fue beneficiado con la candidatura a la Cámara alta.

Se trata de un hecho sin precedentes en casi 100 años del Poder Legislativo y puso al borde de la extinción al tricolor. Para no dejar ninguna duda sobre el responsable de la crisis en que se encuentra el PRI poblano, el otrora coordinador de la bancada Jorge Estefan Chidiac hizo énfasis en el papel que jugó Eduardo Rivera.

“Yo creo que Eduardo Rivera será el primero que debió evitar que pasaran estas cosas, pero bueno, a ellos no les importa lo que pase en el PRI, no es que no pueda influir, no les importa, ellos van por sus pluris y lo demás que pase lo que pase”, reprochó.  

Acompañado por sus compañeros Norma Reyes Cabrera, Juan Enrique Rivera Reyes, Adolfo Alatriste Cantú y Laura Zapata Martínez —con anterioridad había dejado al grupo la legisladora Silvia Tanús Osorio—, Estefan Chidiac evidenció que el éxodo a una intromisión de la dirigencia nacional del PAN, a la que acusó de operar en su contra para evitar que le otorgaran la candidatura al Senado bajo el argumento que “no había confianza en él”.  

“Las dirigencias del PAN fueron a decir a México que no confiaban en mí y, pues ni modo, creo que resulta recíproco. Los cinco (diputados locales) que estamos aquí y Silvia Tanús, incluso Néstor Camarillo, le ayudamos más a Lalo Rivera que su bancada del PAN”, ironizó. 

LAS CONSECUENCIAS 

A decir de Jorge Estefan, la negociación impulsada por los dirigentes de su partido para definir la coalición Mejor Rumbo para Puebla solo perjudicará al PRI, pues se espera que haya un “efecto popote”, en el que Acción Nacional será el único partido que capitalizará el voto contra Morena a consecuencia de que el tricolor cedió las candidaturas a gobernador y la alcaldía de Puebla.  

Todo está puesto, advirtió, para que el PRI disminuya gravemente su porcentaje de votación y pierda posiciones importantes con las que actualmente cuenta.  

Este “efecto popote”, profundizó, ya ocurrió al interior de la coalición PRI-PAN-PRD en 2023, cuando el PAN prácticamente se extinguió tras las elecciones de Coahuila y Durango, en donde no encabezaron las candidaturas a la gubernatura.  

Jorge Estefan abundó que está fue una de las varias razones por las que en Puebla decidieron pelear la candidatura a la alcaldía de Puebla.  

“Por eso nosotros peleábamos la alcaldía de Puebla para el PRI, creo que podríamos tener un candidato que atrajera votos y que la militancia priista encontrara por dónde votar, al momento que ya no hay candidatos relevantes del PRI, en ese momento, el PAN se va a comer al PRI”, arguyó. 

LAS NUEVAS GENERACIONES

Hace unos días, grupos juveniles del PRI ofrecieron una conferencia de prensa para exigir la renuncia de los diputados locales de la bancada, por lo que hizo un llamado a que no se dejen influenciar, presionar o utilizar por los viejos cuadros del partido o “la cofradía”, en una clara alusión a la Organización Nacional del Yunque que controla al PAN.  

“No los usen de carne de cañón, están jóvenes, que vean su futuro, que se vean en nosotros para que vean qué les depara el destino. Si no son cuates de la cofradía y no son de la camarilla, lo único que van a hacer es trabajar para que otros se benefician”, sentenció. 

 

ALITO Y SUS PALAFRENEROS

El histórico cisma priista fue la manera en que el priismo poblano recibió a su dirigente nacional Alejandro Moreno Cárdenas, alias Alito, quien acudió a la sesión de abanderamiento de Eduardo Rivera Pérez como su candidato a la gubernatura.  

A manera de respuesta, el priista anunció que la Comisión Justicia Intrapartidista comenzó el proceso de expulsión de Jorge Estefan y los otros legisladores que se separaron de la bancada debido a que hace unos días recibieron denuncias contra ellos por prácticas indebidas que violentan los Estatutos. 

“Tenemos desde hace días solicitudes de manera directa que se habían presentado contra el diputado Jorge Estefan, habrá que procesarlo en la comisión y yo creo que después del comportamiento que ha tenido, habrá de proceder en autonomía y los van a expulsar del partido”, comentó. 

Alejandro Moreno intentó minimizar la rebelión poblana al afirmar que “desde hace tiempo” los diputados locales “ya no se encontraban en el PRI”, de ahí que todo se reduce a un “acto cínico” denunciar que no existe un apoyo hacia ellos por parte del partido.   

“Hay que ser cínico y no tener memoria, aquí están los campeones quienes han lucrado con las siglas del PRI, pero el partido es fuerte, y lo mejor del PRI se quedó en el PRI, qué bueno que ya no está en el partido y nosotros vamos a trabajar”.

Otro que también se subió al ring político fue Néstor Camarillo, quien no pudo ocultar la cólera que le generó la revuelta de sus compañeros. Afirmó que “por dignidad”, los diputados locales que dejaron la bancada deberían renunciar a sus cargos y a su militancia.   

El exdirigente estatal priista incluso dijo que cuatro de los cinco diputados que renunciaron estaban considerados para ser candidatos en el proceso electoral de este año, lo cual no era extensivo a Jorge Estefan. 

“En Morena allá se los dejamos, allá se los encargamos; denles pluris, les gustan las pluris, les gustan las candidaturas fáciles (…) hablaron conmigo, me dijeron podemos pactar y no pegarte, pero déjanos traicionar al PRI y yo no lo voy a permitir”, dijo. 

YO NO FUI: EDUARDO RIVERA

Eduardo Rivera Pérez, quien fue ungido como candidato del PRI a la gubernatura, pidió que “no le echen la bolita” o lo culpen sobre la crisis que vive el tricolor e intentó fijar su postura en tres tiempos: Los diputados locales que se fueron de la bancada están obligados a darle una explicación su propia militancia; que este tipo de escisión sirven para “aceitar la maquinaria” y para no confiarse.  

A pregunta expresa, el expresidente municipal de la capital poblana se deslindó de las declaraciones del diputado Jorge Estefan Chidiac, quien señaló que, desde la dirigencia del PAN, lo bloquearon para ser candidato a la primera fórmula al Senado de la República. 

“Estamos convencidos de seguir trabajando con los ciudadanos, este es un proyecto que está soportado por cuatro partidos importantes (…) Pido que no me echen la bolita de algo, pero también es bueno que las cosas estén claras antes de la elección”, expresó.

Más artículos

Últimas noticias