13.9 C
Puebla
domingo, enero 29, 2023
spot_img

Cuestionan regidores la opacidad de Lalo Rivera en el ejercicio del dinero

Más leídas

Un recurso de mil 481 millones de pesos en bancos, que quedaron como remanente de 2022, un paquete de obras que comenzaron pero se quedaron varadas, así como la falta de transparencia sobre el destino de los recursos municipales, fueron observaciones que los regidores de Morena en el Cabildo de Puebla hicieron durante la Comisión de Patrimonio y Hacienda municipal de este lunes.

Leobardo Rodríguez Juárez, líder de la fracción de Morena en el Cabildo de Puebla, exhibió que, por ejemplo, en la Secretaría de Infraestructura y Movilidad fueron asignados mil 046 millones de pesos el año pasado, pero solo se ejercieron 541 millones, mientras que el recurso restante sigue en vilo y 22 obras quedaron en proceso.

“Además de que el secretario de Infraestructura no nos da información mínima, en noviembre se podría calificar el resultado de ineficiencia y un estado de ineptitud porque si el dinero está en los bancos, si el gobierno federal cumplió con lo que el calendario marcaba, no hay explicación del por qué las obras están tiradas, literal”, expuso.

El cabildante criticó la nula disposición del secretario de Infraestructura, Edgar Vélez Tirado, para presentarse ante los regidores e informar sobre la gestión de los recursos municipales, por lo que lo llamó a reportar —en el caso de las obras pendientes de finalizar— la integración de los contratos, su fecha de vencimiento, las modificaciones o ampliaciones y cuál sería la justificación. El morenista recordó que la Comuna solicitó un crédito de 137.4 millones al Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) para obras de pavimentación y “ganarle” el tiempo a la temporada de lluvias, pero este recurso sigue sin ser ejercido en su totalidad y aun así, el municipio tendrá que pagar 12 millones de pesos en intereses.

Agregó que la Tesorería municipal tiene un saldo a favor para almacenes de 30 millones de pesos, en tanto que el presupuesto municipal creció en más de mil 885 millones de pesos, lo que corresponde a 34 por ciento de lo autorizado el año pasado.

“Hay varias métricas internacionales, incluidos los objetivos de desarrollo sostenible que hablan que cuando una administración supera el 20 por ciento de las reasignaciones presupuestales, se habla de una administración que no es de calidad en el ejercicio de sus recursos públicos, entonces que sea el 34 por ciento habla de que no se está haciendo bien la tarea”, indicó.

Rodríguez Juárez consideró preocupante otros conceptos como la recaudación de 17.9 millones de pesos, derivado de multas y uso de los parquímetros, el gasto en comunicación social por arriba de los 127 millones de pesos y más de 200 millones en ayudas sociales, gran parte de este recurso entregados en mano: “habría que meternos a revisar ahí qué está pasando”, advirtió.

Sostuvo además la mala planeación que ha llevado al gobierno municipal a cargar todo el remanente de recursos a la Tesorería municipal, lo que generó que la dependencia aumentara su presupuesto en casi 800 por ciento.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img