23.6 C
Puebla
jueves, abril 25, 2024

Andrés García Viveros se cuela a planilla de regidores y desata repudio

Más leídas

Andrés García Viveros demostró que sigue siendo la piedra en el zapato de Claudia Rivera Vivanco. El exfuncionario y operador financiero de la exalcaldesa, acusado por hostigamiento sexual y laboral, fue incluido de último minuto a la planilla de candidatos a regidores de Morena al Ayuntamiento de Puebla, lo que provocó un airado reclamo del Partido Verde y la desaprobación generalizada en redes sociales por el incumplimiento de acuerdos y el turbio historial del sujeto.

Jaime Natale Uranga, dirigente del PVEM, afirmó que la incorporación del amigo de Claudia Rivera fue a costa de la posición que le corresponde a su partido, lo que significa un incumplimiento a los acuerdos políticos al interior de la coalición Seguiremos Haciendo Historia.

El representante legislativo del Partido Verde refirió que dentro de los acuerdos para apoyar en candidatura común a Pepe Chedraui se encontraba que el partido tuviera dos espacios dentro de la planilla de regidores del empresario de ascendencia libanesa, de los cuales, los perfiles que el instituto político impulsó se encuentran Rodrigo Durán, secretario de Organización del partido a nivel estatal, y Ricardo Espinoza Chavero, presidente del comité directivo municipal en la capital poblana.

Sin embargo, en la lista que emitió la Comisión Nacional de Elecciones de Morena, el partido obradorista colocó a Andrés García Viveros en lugar de Ricardo Espinoza, por lo que el Verde Ecologista desconoció dicho movimiento ya que el documento que ellos firmaron ante el Instituto Electoral del Estado (IEE) fue donde se incluyan sus dos propuestas de regidores.

El político expresó que, ante esta situación por el cambio de última hora, buscar a reunirse con el candidato a la alcaldía de Puebla para buscar respuestas sobre los movimientos que se hicieron, pues espera que se haya tratado de un simple error por parte de la dirigencia nacional de Morena.

“El Partido Verde firmó y registró una planilla que no es la misma que presentó Morena, va a buscar su servidor un encuentro con las dirigencias y con nuestro candidato para ver qué pasó, pero definitivamente esa planilla no la firmó el Partido Verde, ni un servidor que tiene la facultad de firmar los registros ante el instituto”, aseveró.

A su vez, en redes sociales la medida generó un amplio rechazo debido a la mala fama pública del exfuncionario, cabeza del Cártel Administrativo que controló durante el trienio de Claudia Rivera la asignación de contratos y licitaciones. 

La usuaria @FinestAur apuntó que la inclusión de García Viveros era producto de la negociación de Claudia Rivera para ceder la posición por la alcaldía de Puebla. 

“A ver… entiendan… @AndresGViveros tiene esa posición porque es lo que negoció @RiveraVivanco_ ….¿¿¿para que fueron prometiendo en los procesos de selección lo que no pensaban cumplir???”, expresó. 

Otro de los comentarios más repetidos fue la incongruencia entre los valores y esperanza del movimiento de Morena por incluir a un perfil señalado como acosador sexual como García viveros. “Según ustedes son los mejores para ganar? Cada vez más destruyen un movimiento de izquierda del cual creímos. Ahora son el nuevo PRI”, replicó el usuario @lumier221. 

EL OSCURO PASADO DE GARCÍA VIVEROS 

Magda Karina N., extrabajadora del Ayuntamiento de Puebla, denunció en diciembre de 2020 ante la Fiscalía General del Estado (FGE) al coordinador ejecutivo de la presidencia municipal y a la entonces presidenta municipal Claudia Rivera por los delitos de intimidación, amenazas, hostigamiento y acoso laboral y sexual. 

Magda relató que fue asistente personal de Claudia Rivera contra su voluntad, y de quien siempre recibió un trato grosero, déspota y humillante, con malas palabras, gritos e insultos como “inútil” o “eres una vergüenza como mujer”. 

Sin embargo, acusó que Andrés García Viveros la acosó sexual y laboralmente; era su superior jerárquico y quien siempre se dirigía a ella de forma lasciva, haciendo alusiones sexuales respecto a su persona, su cuerpo y forma de vestir. 

Claudia Rivera negó en todo momento lo ocurrido y dijo que formaba parte de una campaña en su contra, pues Magda “se dejaba utilizar por intereses privados”; pero, a semanas de la campaña electoral, una serie de audios revelados en medios de información evidenciaron el actuar de García Viveros contra la trabajadora y el encubrimiento de Claudia Rivera en favor de su coordinador ejecutivo. 

En medio de la campaña electoral de 2021, la Fiscalía inició con la investigación contra Andrés García Viveros y para junio de ese año lograron la vinculación a proceso por el delito de acoso sexual, con lo que se ordenó su separación del cargo de coordinador ejecutivo de presidencia, aunque hubo señalamientos de que seguía en el poder a través de terceros. 

Mediante esos terceros seguía operando el Ayuntamiento de Puebla: los miembros del Cartel Administrativo, quienes se encontraban en el Comité Municipal de Adquisiciones –encargado de las licitaciones y adjudicaciones de la ciudad– desviaron millones de pesos de contratos celebrados en la gestión de Claudia Rivera Vivanco. 

Según documentó Hipócrita Lector, el Cártel Administrativo fue integrado por Andrés García Viveros, Pamela Galindo Jiménez, Ricardo Herrera Serrallonga, Nadia Mayorga Abarca, Amado Espinoza Jiménez, Polet Espinosa Flores, Enrique Gómez Haro Rivas, Alejandro García Viveros, Israel Román Romano, Salvador Martínez Rosales, Mónica Pérez Hernández, entre otros; todos cercanos a David Rosas Armijo, excolaborador de Martha Erika Alonso Hidalgo. 

Mediante esta estructura controlaron los procesos de adjudicación y licitaciones públicas para consentir a empresas preferidas por García Viveros, a pesar de que muchas no cumplían con las reglas establecidas en la ley, además de tener a auditores externos que omitían revisar a fondo estas licitaciones. 

Más artículos

Últimas noticias