23.6 C
Puebla
jueves, abril 25, 2024

Respuesta a lo menos esperado

Más leídas

Todo un torneo escribiendo y hablando del mal plan de Chivas, desde el principio. En varias ocasiones, di datos de cómo se estaban planeando los próximos tres años y esa fue mi principal razón para no creer en el plan, porque de alguna forma y está en un contrato, se daba seis torneos para llegar al éxito; colchón muy aplumado para llevar las cosas con toda la calma, siendo una institución con urgencia de resultados, más allá que el listón estaba muy abajo y todas las decisiones poca acertadas. Esta parecía una más a la suma de su pasado. Puede ser como el burro que toco la flauta, pero acudiendo a los mensajes iniciales del técnico, lo que dijo lo hizo: un equipo dinámico donde se cansarían sus atacantes en tener oportunidades.  

Así fue Chivas durante el torneo, ganando, empatando o perdiendo, siempre con dinámica y siempre con grandes expectativas de gol, promedio que fue mayor al resto de los otros 17 equipos, con la diferencia que solo quedaban en expectativas y que el gol no llegaba, creo yo, por la mala corazonada de no contar con Ormeño, propiedad del club hasta el día de hoy, y apostar por Ríos y Cisneros. La orilla por sus formas de juego se veía cerca, pero el tocar esa orilla, sin brazos, se veía casi imposible. 

La lección que da Chivas es que lo importante es estar cerca de la orilla y luego por muchos factores, más allá de falta de brazos, llegues al objetivo. 

Paunovic hizo más allá del partido final, lo que Osorio y Martino no supieron: darse cuenta y confiar en las características positivas del jugador mexicano, de su estilo y de sus aptitudes. La resistencia, la dinámica y la disciplina táctica la tiene el futbolista mexicano y, sobre ellas, tienes que plantear tu forma de juego. Él sabía que no contaba con el camino fácil de traer jugadores del extranjero y demasiado pronto entendió dónde estaba y qué tenía. No inventó y sí diseño algo que les beneficiara, escondiendo sus faltantes abajo de la alfombra, en este caso el gol y haciendo que jugadores de segunda línea, medios o defensas, llegaran desde atrás y pudiesen contactar los servicios, haciéndolo por sorpresa.  

Una vez ejecutado, puesto en práctica y logrado un tercer lugar, empató en puntos con el segundo, vino la motivación constante de que ni el mismo Chava Reyes podría tener esas ideas, al punto de mencionar al Rebaño Sagrado, frase que en un nacido en Serbia parecería demagogia, pero es la creencia de un ser humano que así lo sentía y así lo hizo sentir a sus dirigidos. 

En la Liga MX no se juega con las características del jugador mexicano, por el simple hecho que equipos como Toluca juegan con solo tres y los demás juegan con cinco o seis, siendo los principales los venidos de afuera, entonces es la liga que se juega en México, pero no el estilo del futbol mexicano. Chivas fue el único que lo hizo, el único que acercó al técnico mexicano al camino a seguir, sin inventar lo que no se tiene y sacando provecho de lo que sí. Los resultados están a la vista. Bueno, ni técnicos mexicanos pudieron hacerlo, con alto nombre dentro de nuestro futbol. 

Dentro de estos días grises, sin sol, con un cielo azul que no se deja ver por las cenizas, haciendo un cuadro dantesco, aparece un Servio, con pocas cartas de recomendación y me da una cachetada con periódico mojado. 

No puedes ir por la vida sin tener un equipo preferido, más si toda tu vida lo has tenido. El Puebla, a partir de 2020 dejó de serlo. La nostalgia de  lo que fue y viví me envenena; ya no lo vivo y ya no es. Veo fotos y recuerdo momentos que me dan una esporádica satisfacción, mismos que se desvanecen como agua entre las manos por los recuerdos del aquí y ahora. Por ese motivo, tengo que tener un equipo y lo que está haciendo Chivas, puede ser el principio de un romance, simplemente porque lo veo y sonrío, más allá de que el sol no se vea y el cielo se pinte de gris ceniza, color que tendría que desaparecer. 

Notas relacionadas

Últimas noticias

spot_img