22.6 C
Puebla
miércoles, diciembre 7, 2022
spot_img

Historias de un Ratón Prófugo

Más leídas

Una casa del fraccionamiento Maravillas podría ser la madriguera en la que se esconde de la justicia el célebre Danny Tavera —Florentino Daniel Tavera Ramos—, quien es señalado por la Unidad de Inteligencia Financiera de lavar dinero y evadir al fisco hasta por 427 millones de pesos en beneficio de la trama Mier-Rueda.

Nuestro personaje —como lo han documentado Ignacio Juárez e Iván Rivera en las páginas de Hipócrita Lector— creó 32 compañías para triangular recursos con destino a nueve países.

Y en 12 de éstas, su nombre está entintado como gerente general, en 3 como apoderado legal, en 14 tiene poder para pleitos y cobranzas y sólo en otras 3 no se encontraron datos suyos.

Veintidós meses bastaron para la creación de las 32 empresas.

Todo un récord.

Y Tavera hizo de todo en ese contexto:

Lo mismo vendió y colocó lonas para espectaculares, construyó banquetas, pintó rayas blancas en las vialidades, alquiló refrigeradores, reclutó personal, transportó mercancía y distribuyó artículos de limpieza como cloro y suavizantes de tela.

Desde que el escándalo detonó, gracias a un reportaje publicado por los periodistas Víctor Hugo Ortega y Néstor Ojeda, Danny Tavera se desapareció del Nelson Vargas Familyfitness.

Los empleados extrañan sus propinas.

Y algunos de los socios a veces comentan la extraña ausencia de quien fue bautizado como “La Caja Fuerte”, por su manera de combinar la ropa.

Su esposa Guillermina es quien se hace cargo de todo, empezando por sus tres hijos.

Su credencial del INE establece como domicilio una casa ubicada en la calle Coordillera de los Balcanes.

Una fuente que pidió la gracia del anonimato reveló algunos datos elocuentes.

Vea el hipócrita lector:

“Tavera operaba con su amigo el ratón Francisco.

“Ahí llegaba en un coche sencillo y después salía en un coche de lujo.

“Guillermina va a un club caro que está por el Parque del Arte.

“Es muy grosera y vulgar, y en su casa tiene una caja fuerte.

“Una hermana de (Danny) Tavera vive en Canadá.

“También está ligada a sus negocios.

“Guillermina y él estuvieron a punto de divorciarse, pero al final no lo hicieron.

“Aunque ahora ella simula que nada tienen que ver.

“Es falso.

“Ahora Guillermina trae una camioneta de lujo y se hizo empresaria de la noche a la mañana.

“Así se dio de alta en el SAT: como empresaria.

“Su casa es fea por fuera, pero por dentro es una mansión”.

Esto es sólo el principio.

Danny Tavera sabe lo que se comió el verano pasado.

Por hoy no saca la cabeza.

Es Guille quien se mueve.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img