23 C
Puebla
martes, julio 16, 2024

Para hablar de las Huastecas… Pablo Martín Barrios Carvallo

Más leídas

Desde pequeño la danza fue su pasión. 

Descendiente de una familia media, con un padre cafeticultor, líder en ese gremio y de una madre muy reconocida en Xicotepec. 

Ejerció esta asignatura -la danza- en la escuela secundaria general Ignacio Zaragoza de Xicotepec de Juárez hasta que logró al paso del tiempo lograr su jubilación. 

Paralelamente, se dedicaba a dar clases de danza sobre todo de huapango -la mayor parte- en la casa de Cultura Xicotepekalli de Xicotepec. 

Fue un impulsor para la instalación de una casa de cultura en Villa Ávila Camacho o cuando menos establecer en distintas áreas la aplicación de este tipo de actividad. 

Incansable impulsor, junto con otros promotores culturales y figuras interesadas en que fuera reconocida a la zona de Xicotepec y otros municipios de la Sierra Norte de Puebla, de que fuera a esta franja de la Sierra Norte de Puebla como Huasteca Poblana. No fue una tarea fácil, comentan los involucrados.  

Con las reticencias de las esferas gubernamentales que decidían esta situación, se fueron recopilando poco a poco toda una serie de conceptos y sobre todo requisitos requeridos por las instituciones culturales, como gastronomía, usos y costumbres, bailes, lengua, tradiciones -principalmente el huapango-.  

Hay una definición entre otras de La Huasteca que ejemplifica lo que habría de reunir: 

La región Huasteca (en huasteco, Tének Tsabál) es una región en México que comprende el norte de Veracruz, el sur de Tamaulipas, el sureste de San Luis Potosí, el norte del Puebla, el este de Hidalgo y, en mucha menor medida, comprende algunas zonas de los estados de Querétaro y de Guanajuato. esta región se conformó debido a la afluencia maya, por vía marítima hacia su territorio. Tradicionalmente se acepta como huasteca, el área en que se desarrolló la cultura de los huastecos, para posteriormente enmarcarse en el mestizaje cultural. 

Entre las costumbres y tradiciones más arraigadas que es posible admirar en estas zonas huastecas a lo largo del año y los años, está la celebración de la Semana Santa, el Carnaval, los días de Muertos o Xantolo, los bailes y danzas acompañadas con música de los sones o huapangos huastecos tocados con violín, guitarra y jarana, donde se improvisan los versos y se forman verdaderas fiestas que confluyen las personas identificadas con este tipo de actividades y rituales. 

Una de las razones por la que fue reconocido a Xicotepec como Pueblo Mágico, fueron precisamente lo enunciado y además contar con un centro ceremonial vivo, mismo que se asegura solo hay dos en el mundo -el de Perú, de Machu Pichu- y Xicotepec.  

Se incorporó al programa Pueblos Mágicos en el año 2012. Su nombre viene del náhuatl “xicotepetl” que significa “cerro de jicotes” o “cerro de abejorros”. En sus orígenes, este municipio fue habitado por olmecas, otomíes, totonacos, huastecos y nahuas, etnias cuyo misticismo permanece hasta nuestros días. 

Cada año hubiera o no presupuesto Pablo como era conocido por la mayoría invitaba a embajadas de los estados de Guerrero, Veracruz, Tlaxcala, Hidalgo y de la región poblana a realizar una verdadera apoteosis de este gran festival, sus orígenes nos los recordaba a cada rato: 

El 29 de abril de cada año, desde 1982 por la iniciativa del Consejo Internacional de la Danza de la UNESCO, es celebrado en todo el mundo el Día Internacional de la Danza, se eligió este día, por ser el natalicio de Jean-Georges Noverre, innovador y estudioso se este arte, maestro y creador del ballet moderno. Fue instituido a partir de la propuesta del maestro ruso Piepor Gusev de Leningrado, de homenajear al gran innovador del ballet clásico, el coreógrafo francés Jean Georges Noverre, nacido el 29 de abril de 1727. La fecha conmemora el nacimiento de Jean Georges Noverre (1727-1810), quién fue el más grande coreógrafo de su época, el creador del ballet moderno. 
Una ocasión no fue avisado muy tardíamente que no habría presupuesto para esta realización y el ya había convocado a los distintos grupos dancísticos de los lugares antes citado y tuvo que afrontar el financiamiento. Su familia y el lograron un empréstito que tardaron para hacer el pago. De esa talla era su pasión por la danza. 

Cada año hay encuentros de la huasteca, destacando la del baile de Huapango en los distintos estados que conforman la huasteca y Pablo Barrios con su equipo cercano viajaba -a veces con viáticos, a veces de su peculio-. Traían bajo el brazo premios y reconocimientos que fueron acumulando y con ellos darle reconocimiento a su profesional trabajo. 

Si bien es cierto hay algunas ausencias en su recuerdo sea por la fecha de nacimiento o por los aniversarios luctuosos, hay que señalar que la administración municipal 2014-2018, colocó una escultura de su persona en la plaza cinco de mayo en el corazón del centro histórico de este lugar. Dicho reconocimiento fue en vida aun y el parecido se puede decir que es casi inigualable con el fallecido. 

Existe una placa alusiva a dicha estatua con el texto de la poetisa -qepd- del Taller Literario de Xicotepec: Ana María García Soria Almaguer. 

“…Raza huasteca, morena, de bronce, alegre, bullanguera, es tu día de descanso. Hoy bajas hasta la plaza de tu pueblo. Hoy es día de bailar, de relajar el cuerpo y olvidar el cansancio de las soleadas faenas …” 

 

HUAPANGUEROS 

ROSTROS QUE ESCONDE LA NIEBLA 

Pascasio, el observador, hace hincapié en que los enormes tinacos que están en los portales de Xicotepec para asearse las manos, coadyuvando a evitar la propagación del Covid-19 ya cumplieron su cometido -y muy importante-. Sin embargo, actualmente solo son depósitos de basura. No se sabe si la autoridad local o estatal los colocó.  

Notas relacionadas

Últimas noticias

spot_img
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com