23.6 C
Puebla
jueves, abril 25, 2024

PSI arremete contra medios y amaga con denuncias si persisten críticas

Más leídas

Después de ser exhibidos por su vínculo con presuntos integrantes del crimen organizado y cobijar a violentadores, los dirigentes y candidatos de Pacto Social de Integración salieron a limpiarse la cara públicamente. Su estrategia consistió en responsabilizar a los medios de comunicación de violar la presunción de inocencia, difundir noticias sin que existan pruebas legales que confirmen alguna irregularidad, practicar la extorsión y hasta amagar con denuncias en caso de que persistan las críticas.

Los abanderados y la dirigencia no perdieron la oportunidad de victimizarse y asegurar que padecen acoso, intimidación y una persecución producto de “un interés mezquino y macabro” debido a que, tan solo en la región de Tecamachalco, suman 50 mil votos.

La responsable de encabezar la conferencia de prensa para la presentación de los candidatos a diputados locales y presidentes municipales del PSI fue la senadora priista y candidata a diputada federal por la vía plurinominal por ese mismo partido, Nadia Navarro Acevedo, quien fue enfática en afirmar: “No vamos a permitir bajo ninguna circunstancia que amedrenten y que nuestras candidatas sean víctimas de violencia de género por la discriminación y las afirmaciones irresponsables que se hacen en torno a las candidaturas”.

El dirigente estatal, diputado local y aspirante a la reelección, Carlos Navarro Corro, sencillamente hizo mutis durante todo el encuentro con los medios de comunicación.

 

LAS FICHITAS 

Para la próxima elección, PSI -partido que prácticamente se ha aliado con todas las fuerzas políticas en su corta historia, lo que le impidió dejar de ser un satélite acomodaticio- tiene entre sus filas a políticos que en un pasado reciente se han visto involucrados en presuntos casos de enriquecimiento ilícito, vínculos con huachicoleros, han incurrido en violencia política de género o fueron detenidos, y posteriormente liberados tras la muerte del exgobernador Miguel Barbosa Huerta, por diversos delitos. 

En un pasado reciente, tres ediles emanados de sus filas han sido detenidos: Pablo Morales Ugalde, de Palmar de Bravo; José Alejandro Martínez Fuentes, -hermano de El Toñín, presunto capo del huachicol-, de Quecholac; e Inés Saturnino López Ponce, expresidente de Tecamachalco por el PAN, postulado por el PSI para competir por la alcaldía en 2021 y nuevamente para este 2024. 

En esta ocasión, algunos aspirantes son Inés Saturnino, señalado por ejercer violencia política contra la exregidora del PRD Ruth Zárate; Guadalupe Martínez, hija de Antonio Martínez, el presunto líder huachicolero de la zona del Triángulo Rojo; así como Juan Carlos Valderrábano, exalcalde de Xicotepec, acusado de enriquecimiento ilícito en 2018. 

Lejos de reconocer el pasado de sus candidatos, Nadia Navarro hizo una férrea defensa. “Estamos muy preocupados por el acoso y la intimidación a nuestros candidatos y candidatas en el distrito de Tecamachalco, y hoy lo decimos a la opinión pública, por supuesto que nos van a seguir señalando porque en el fondo de esta injusta persecución existe un interés mezquino y macabro”, expresó. 

Defendió que los candidatos de PSI son perfiles honestos y con amplio respaldo, como Inés Saturnino López Ponce, quien busca nuevamente llegar a la presidencia municipal de Tecamachalco, y Alejandro Martínez Fuentes, quien fue alcalde de Quecholac bajo las siglas del PSI y fue reelecto, quienes salieron de la cárcel y aseguró que fueron absueltos. 

“Existe un debido proceso, tanto Inés (Saturnino) como Alejandro (Martínez) salieron de la cárcel, absueltos, eso significa que durante el proceso se sujetaron a la ley y hoy se encuentran absueltos y sin ninguna responsabilidad”, agregó.   

Así pues, indicó que no permitirán “bajo ninguna circunstancia que amedrenten y que nuestras candidatas sean víctimas de violencia de género por la discriminación y las afirmaciones irresponsables que se hacen en torno a las candidaturas”. 

La priista indicó que han sido objeto de amenazas e intimidades por sus adversarios políticos en la región para que “se bajen” de la contienda electoral, sin embargo, dijo que sus candidatos tienen las “manos limpias” pues no fue el PSI quien le dio “abrazos a los delincuentes” o tienen fotografías con la mamá de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. 

Y fue ahí cuando cargó contra los medios de comunicación a los que amagó por presentar denuncias por violencia política contra las mujeres en razón de género por señalar el vínculo familiar que existe entre la candidata de Quecholac y su padre. 

“Son como los señalamientos que yo puedo hacer de cualquiera de ustedes, sin conocimiento, sin sustento, sin fundamento legal y eso también es algo que está fuera de ley, así que mientras no existe un procedimiento que la ley marque o que tenga que salir, vamos a defender a nuestros candidatos aquí hay nada de qué avergonzarnos”, indicó. 

  

DEFENDER LO INDEFENDIBLE   

La conferencia de prensa tensó la relación de los reporteros con los candidatos de PSI y su dirigencia, luego de que Inés Saturnino López Ponce enfureció y exigió a los medios dejar de publicar el caso de violencia política que ejerció en contra de la exregidora Ruth Zárate, puesto que ya había sido absuelto. 

Aunque Nadia Navarro presumió que por la experiencia el exedil de Tecamachalco ya “de sí trae un aprendizaje” porque “hemos hablado con él” sobre los cursos y las capacitaciones para que no vuelva a ejercer violencia política contra una mujer. 

En su oportunidad, Inés Saturnino López Ponce refirió que en 2018 los medios de comunicación le pusieron el adjetivo de misógino, cuando fue absuelto de la acusación, aunque en aquel tiempo no existía la figura de violencia política contra las mujeres en razón de género en la legislación local. 

Incluso la entonces legisladora local Socorro Quezada promovió en aquel entonces el inicio de revocación de mandato contra el entonces edil de Tecamachalco, sin embargo, por mayoría del PAN en el Congreso local se mandó a la congeladora legislativa. 

Dijo que aquellas acusaciones fueron parte de “un tema político de intereses propios de quienes en su momento se han sentido perjudicados por no poderme ganar”, sostuvo en un tono retador ante los medios de comunicación en donde también mostró documentación. 

“Yo les pediría que respetaran también a su servidor, porque yo también podría decir algo de ustedes, cada quien tiene derecho a afirmar, a algunos les diría que les gusta vivir de la extorsión, sin embargo, no tengo fundamento, como alguno otro lo hace también con el corazón o la emoción, que no nos invada la emoción tampoco la ambición, yo respeto a muchos periodistas porque sé que son serios”, aseveró.

Y luego vino el amago: “Si afirman es porque tienen documentos con qué acusar, de lo contrario, si no tienen documentos con qué acusar, y afirman solamente con voz, les reitero que es un delito también el estar acusando”, dijo. 

De hecho, retó a los medios a presentar los videos en donde se evidenció la violencia de la que fue víctima la exregidora “y si no los tienes te pido que no lo hagas y no lo digas por favor”, amagó a este reportero. 

  

“CERO TOLERANCIA” 

En su primer acto público, Guadalupe Martínez Gerardo, candidata a la presidencia municipal de Quecholac, advirtió que tendrá “cero tolerancia” contra quien la ataque por su parentesco con Antonio Martínez Fuentes, alias El Toñín, el presunto capo del huachicol en la zona del Triángulo Rojo. 

Tal como lo anunció su padre en un live de Facebook, Guadalupe Martínez indicó que presentará denuncias contra quien resulte responsable por violencia política contra las mujeres en razón de género, pues se dijo víctima de una guerra sucia, auspiciada en su contra en medios de comunicación. 

“Sí estoy siendo víctima de una guerra sucia electoral y no estoy dispuesta a tolerarlo… Yo sé que estoy en mi derecho de participar sanamente, sé que la ley me protege, sé que puedo competir con la frente en alto, sé que estoy en todo mi derecho también de defenderme y si alguien incurre en difamarme puedo ir por la vía legal, por supuesto, tomar acciones legales, entonces, por supuesto que se tomaron acciones legales contra quien resulte responsable”, puntualizó. 

Posterior a la conferencia de prensa, también externó: “El Toñín es un apodo inventado para mi padre, nadie lo conoce de esa forma. Mi padre es Antonio Valente Martínez Fuentes y pido que no se dirijan a él como presunto delincuente, porque no lo es. Me señalan y me relacionan con una persona que no conozco, de ahí viene esa guerra sucia”. 

Más artículos

Últimas noticias