16.2 C
Puebla
miércoles, septiembre 28, 2022
spot_img

Los Corona Tay esconden participación en empresa vinculada a Mizco Consultores

Más leídas

Una velada estrategia para evadir impuestos se materializó en Puebla desde hace casi una década a través de la compañía poblana Grupo CVT SA de CV. Los protagonistas de esta trama son la familia de empresarios Corona Tay y la exdirectora del Ceaspue, Christiane Tabe, quienes a través de terceras personas habrían utilizado a dicha empresa para la triangular recursos y así favorecer a diferentes firmas a las que prestan servicios, como es el caso Mizco Consultores, propiedad de Moisés Villaverde Mier y sobrino del coordinador de Morena en San Lázaro, Ignacio Mier Velazco.

Como publicó el periodista Álvaro Ramírez Velazco, la familia Corona Tay utilizó a la empresa Grupo CVT (Corona, Villalva, Tay) para “limpiar” las operaciones financieras de Mizco Consultores, firma que pasó de facturar 1.9 millones de pesos en 2016 a 66.9 millones de pesos de 2018 a 2021, a través de contratos de obras y servicios con instancias de gobierno.

Desde 2014, el patriarca de la familia Tay, Mauricio Corona Villalva, estrechó lazos con Mizco Consultores para fungir como uno de sus proveedores y así, presuntamente simular operaciones y triangular fuertes cantidades de dinero.

Esta trama irregular coincide con otros expedientes en torno a la familia Mier: Desde la investigación madre Operación Angelópolis en la que Ignacio Mier Velazco es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera por un presunto lavado de dinero y evasión fiscal por 427.1 millones de pesos, a través de 32 empresas, entre ellas Multisistemas de Noticias Cambio, de la que el diputado federal es accionistas; hasta sospechosos incrementos de facturación de aproximadamente 3 mil 200 por ciento en sólo tres años por parte de su sobrino, Moisés Villaverde Mier y Mizco Consultores.

 

AL SERVICIO DE VILLAVERDE MIER

Grupo CVT no es cualquier empresa, en ella participan importantes figuras empresariales en el estado de Puebla: Mauricio Corona Tay, su esposa Angelines Ruiz Esparza -sobrina del exfutbolista Roberto El Capi Ruiz Esparza-, su hermano, Rodrigo Corona Tay, así como la esposa de éste último, Christiane Tabe, quien actualmente funge como directora General de Gobierno Digital de la Secretaría de Administración estatal.

Un punto que destaca en la trama es que todos ellos no aparecen en el acta constitutiva de la empresa que fue creada en 2010, sino que en su lugar los accionistas son terceras personas.

Un dato adicional: Los Corona Tay, a pesar de ser conocidos por empresarios de renombre, y los otros involucrados no aparecen en el Sistema Información Registral, la plataforma gubernamental que recolecta todos los movimientos de personas físicas y morales.

Grupo CVT, constituida en la ciudad de Puebla, fue creada de inicio con el administrador único Jorge Augusto Navarrete Santos, así como las accionistas Patricia María Romero Agudelo y Jeannette Avendaño Bautista, ésta última, al menos hasta 2016, tenía el cargo de directora en el colegio CIADI-Inteligencias Múltiples, ubicado en la colonia Leobardo Coca, en la capital poblana.

En el momento de su creación, la empresa tenía como objeto social la “compra, venta, arrendamiento, importación, exportación de teléfonos celulares, computadoras, antenas parabólicas, aparatos y materiales eléctricos, maquinaria eléctrica y toda clase de accesorios o refacciones”, por mencionar parte de lo que se describe en su acta constitutiva.

Durante 2010, fecha en la que fue inscrita la compañía, Jeannette Avendaño Bautista abandonó la sociedad e ingresó en su posición Rafael Navarrete Verdell, quien a la par fue nombrado administrador único de la compañía en sustitución de Jorge Augusto Navarrete Santos.

En agosto de 2012, tras dos incrementos en el capital social de la empresa y cambios entre accionistas, María Romero Argudelo, de origen colombiano, asumió el cargo de administradora única de la firma, mientras que Arturo Uscanga Martínez fue designado Comisario de la sociedad.

Ninguno de los socios de la compañía cuenta con información sobre su actividad empresarial o antecedentes, inclusive, fue ilocalizable una página de internet donde se pudiera consultar los servicios de la empresa, a pesar de que el total de acciones quedó asignado por un monto de 1 millón 030 mil pesos.

Es más, la página web fue desaparecida y solo quedaron datos inconexos como son las direcciones de la empresa. Unos la registran en Privada de la 7 A Sur 4731, Prados Agua Azul, Código Postal 72430, Puebla, Puebla. En otros sitios de internet, el domicilio es Bravo 31, Colonia Veracruz Centro, Código Postal 91700, en Veracruz, Veracruz.

La última modificación que fue reportada ante la Registro Público de Comercio de Puebla fue el 15 de abril de 2014, cuando se aprobó la remoción del cargo de Comisario a Arturo Uscanga Martínez y, en su lugar, se nombró a Carlos Alberto Sosa Rivera. Este cambio fue avalado por el entonces notario Mario Marín Torres, hoy preso por el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho.

NEGOCIOS TURBIOS

Grupo CVT no es la única empresa que presuntamente ha sido utilizada por el familiar de Ignacio Mier Velazco. Según la información del periodista Álvaro Ramírez Velazco, Moisés Villaverde Mier también se asoció con otras empresas dirigidas por los Corona Tay para simular operaciones a través de la triangulación de recursos: Tiguecom, Angrylon, Gelkom, Nkar, Digarmex, entre otras.

El negocio fue redondo: Mizco Consultores se presentaba como proveedora del Consejo Estatal de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública, donde Mauricio Corona Villalva –padre de los dueños de CVTfungía como director de Administración y Finanzas y, a la par, sus hijos realizaban la regularización fiscal simulada al aportar a Villaverde Mier la cartera de clientes.

“Grupo CTV tiene, por supuesto, una muy amplia lista de clientes. Sus servicios son bien conocidos y muy recurridos. El negocio familiar, como en el caso de los Mier, fue de menos a más, hasta tener que rentar oficinas ejecutivas, para tratar a sus clientes ‘como se les merece’. Hoy despachan en la Avenida 11 Sur 1708 Edificio A”, versa en la investigación publicada en Exilio.mx.

Estas pesquisas no son las únicas que giran en torno a Mizco Consultores, el dueño de la empresa, Moisés Villaverde Mier, así como su tío, Ignacio Mier Velazco.

Hipócrita Lector dio a conocer que tres empresas que fueron utilizadas por Villaverde Mier para evadir 22 millones de pesos al Sistema de Administración Tributaria: Constructora y Arrendadora Seúl, Corporativo Asescap y; Comercializadora de Productos y Servicios y Maquinaria Jiménez y Falcón.

Pero la investigación madre es la llamada Operación Angelópolis, en la que su tío, Ignacio Mier Velazco, es investigado por la UIF por presunto lavado de dinero y evasión fiscal junto a su socio, Arturo Rueda Sánchez de la Vega, el exauditor Francisco Romero Serrano, el prestanombres Florentino Daniel Tavera Ramos, así como un cúmulo de personas físicas y morales.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img