26.3 C
Puebla
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

El sindicalismo municipal

Más leídas

La revuelta sindical que enfrenta el líder del gremio de burócratas del Ayuntamiento de Puebla, Gonzalo Juárez Méndez está a punto de convertirse en un auténtico dolor de cabeza para el alcalde Eduardo Rivera Pérez y su secretario de Administración, Bernardo Arrubarrena García. Resulta que el movimiento opositor en el Sindicato Único de Empleados y Trabajadores del Honorable Ayuntamiento de Puebla y Organismos Descentralizado “Benito Juárez García” ha tomado mayor fuerza conforme más tiempo sigue en funciones el secretario general actual. El auténtico cabecilla de la rebelión es Israel Pacheco Velázquez, quien fuera defenestrado en el gobierno de José Antonio Gali Fayad, alias Tony Gali, e incluso enviado a prisión. Pero cuando todos pensaban que el líder sindical pasaría muchos años en el reclusorio fue liberado por los morenovallistas con la única intención de hacerle la vida imposible a Claudia Rivera Vivanco. Muy pronto, la exalcaldesa vio que Juárez Méndez era la mejor opción a su alcance, pero no midió correctamente la fuerza que tomaría la disidencia sindical. Ahora sabemos que casos de corrupción y hartazgo acrecentado por las malas decisiones del actual dirigente. De seguir la división interna y ante cualquier error que cometa la gestión panista, no dude que habrá caos en las funciones del Ayuntamiento. ¿Cuánto tiempo más dilatará Gonzalo Juárez al frente del Sindicato “Benito Juárez García”? La casa abre las apuestas.

 

LA REDISTRITACIÓN Y LOS NUEVOS ESCENARIOS

La redistritación electoral local y federal en Puebla ha pintado nuevos escenarios y coyunturas que, paradójicamente, vendrán muy bien a dos jóvenes presidentes municipales, qué en la pasada contienda ganaron con creces sus procesos. En principio, en la ciudad de Libres recaerán las nuevas cabeceras distritales, federal y local, y eso le viene muy bien al presidente municipal de Morena, Armando Ruiz Solís, quien además ha demostrado liderazgo regional. Llegó por después más de una década trabajo en su municipio y además de haber buscado la presidencia en varias ocasiones hasta que los astros se alinearon en 2021. Ruiz conoce el teje y maneje de San Lázaro, al haber fungido como asesor y gestor, de ahí que ahora tenga ante sí un camino que, sí sabe construir, puede bifurcarse lo mismo Palacio Legislativo federal, que al recinto legislativo de la capital poblana. Aunque también, por supuesto, tiene la posibilidad de buscar en 2024 la elección consecutiva en Libres, donde ya gobierna. El otro beneficiario y con la posibilidad de ir a la arena parlamentaria, es el joven alcalde Lorenzo Rivera, quien hoy encabeza el Ayuntamiento de Chignahuapan. Precisamente ese municipio también se convertirá en cabecera distrital local, luego de la nueva distritación que aprobó el pasado 30 de junio el consejo general del Instituto Nacional Electoral. Lorenzo es militante del PRI y de los pocos cuadros efectivos que le quedan al alicaído tricolor. Su grupo político, además, es de los últimos reductos del tricolor en el estado. Las oportunidades hay quienes aseguran que se presentan solamente una vez en la vida. Estos dos alcaldes llevan boleto en primera clase y suponemos que de seguir así llenarán su futuro será prolífico. ¿Será?

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img